Esas prácticas de optimización continuada sobre el código y el contenido de toda página web publicada bajo nuestros dominios, con el objetivo de conseguir un buen posicionamiento en el TOP10 de Google, va perdiendo poco a poco su sentido clásico.

El algoritmo secreto de cómo Google ordena sus resultados de búsqueda no ha parado de evolucionar desde sus inicios. El propio Matt Cutts, el ingeniero de la compañía más mediático, ha explicado en distintas ocasiones algunos de estos factores que hay que tener en cuenta.

Pero desde la llegada de los medios sociales y las plataformas de interacción directa entre usuarios, se han abierto nuevas líneas de posicionamiento que rompen de forma directa la construcción de los antiguos resultados a los que los ‘posicionadores profesionales tradicionales’ estaban acostumbrados a trabajar.

Estas nuevas líneas de posicionamiento que cambian la forma como pensar el “nuevo SEO” son:

  • búsquedas verticalizadas por temáticas independientes: web, imágenes, mapas, vídeos, notícias, shopping.. será necesario publicar contenido en diferentes formatos para que pueda ser encontrado. También en esta línea, cabe tener en cuenta la importancia creciente de los lugares ganados en el TOP10 por los propios servicios del buscador: enlaces patrocinados, Youtube, Google Places..)
  • resultados más glocales influenciados por la proximidad geográfica entre usuarios y contenido. Ganará importancia la buena utilitzación del Google Places y los directorios de información local
  • personalización ‘social’ de resultados en función del impacto de nuestras relaciones y relaciones con los demás usuarios. Importará la calidad de la información que se publique bajo el perfil de su identidad en Google+, su audiencia e influencia frente a su comunidad de contactos
  • comprensión semántica de las búsquedas, ajustando los resultados a las palabras clave que el buscador considera más relevantes. Ajustar el contenido hacia grandes palabras clave. Si realiza una búsqueda, por ejemplo, con la palabra ‘comprar’, Google interpretará que busca información sobre productos y le ofrecerá más resultados sobre tiendas y relacionados a la venta online
  • aumento de la visibilidad de sus perfiles en otros espacios sociales. Google tiende a mostrar primero su identidad digital en los espacios donde tenga un perfil social por delante a menciones de terceros. Tener presencia en unos perfiles correctos y bien mantenidos ayudará su posicionamiento y, por supuesto, reputación online

Google muestra cada vez más su preferencia hacia la internet de las personas, vinculado a su contenido. El viejo SEO no es que esté muerto, pero sí está evolucionando rápidamente hacia un nuevo estadio de organización de indexación y construcción de resultados mucho más dinámico con elementos humanos que le acercan al modelo meritocrático offline tradicional. El de toda la vida.. Puede que éste sea el verdadero deseo que anda persiguiendo el buscador desde sus inicios y ahora se encuentre cada vez más cerca.

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious