solo_digital

Aún no hay perspectiva de las consecuencias vitales de los efectos digitales de toda una vida entera. Los conejillos de indias van a ser nuestros hijos, la denominada Generación Z. Ellos experimentarán la sensación de poder buscar y encontrar referencias de su propia vida (y la de los demás) con solo un clic (ya sea buscándolo en un buscador, en una red social, o automáticamente desde algún gadget endiablado como unas GoogleGlass ;-)

Conceptos como huella digital, reputación online, legado digital.. van apareciendo cada vez más y ganan importancia en nuestra sociedad, cada vez más preocupada por los efectos de la sobreexposición personal en la red. Sólo hay que sacar la cabeza en Facebook, o en Twitter, o en Instagram, o en Flickr, o en Google+, o en Foursquare, o en Vine.. para comprobar la alegría que hay en publicar auto-imágenes o fotografías de los demás, con o sin su consentimiento. Y centrándome en las que no se tiene el consentimiento tengo que entrar en el incómodo terreno para muchos que son las fotos de sus hijos.

Antes, el 99% de los padres, compartían las fotos de sus hijos de forma completamente privada. De las fotografías que les sacaban, iban directamente enganchadas en álbumes fotográficos. Y éstos se mostraban a la familia y a algún que otro amigo que visitaba su casa. Hoy, el terreno digital ha ganado tanto terreno en tan poco tiempo que tan solo en sacar la fotografía ya es compartida con un primer círculo de amistades, y en el peor de los casos, esa foto (aún en caliente) ya está a merced de la indexación de buscadores, ávidos de contenido gráfico, para mostrarla en resultados de búsqueda.

Esta exposición de la vida de una persona (un/a hij@) va conformando y construyendo poco a poco su reputación online (y en este caso, involuntaria e inconsentida). Cuando sea mayor, muy probablemente podrá encontrar (él/ella y cualquier otra persona) todo su pasado, como migas de pan, en distintos espacios sociales. Y claro, esto merece de reflexión..

Imagino hoy a mi padre, justificándome por qué subió fotos mías desde mi nacimiento, infancia, adolescencia, y lamentando unos hechos que él, en su día, quiso sin mi opinión. Imagino esto mientras le argumento que hoy no quiero tener una presencia activa en las redes. ¿Cómo lo hago para deshacerme de 18 años de contenido sobre mi, distribuidos en servidores de todo el mundo (Facebook, Twitter, Google Images, Instagram..), sin mi consentimiento y ahora condicionando totalmente mi decisión adulta y respetable de no querer tener esta presencia en internet?

Viendo este panorama e imaginando la bola de nieve que toda esta realidad puede crecer en los próximos meses/años, solo puedo intentar seguir siendo responsable con mi propio contenido, y el que pueda subir de los demás, especialmente si es de mi(s) descendiente(s) quienes podrán pedirme explicaciones de mis actos con total legitimidad dentro de unos años. Interesarnos por aprender cultura digital es una de las claves. Extremar la prudencia es la otra.

[photo by jkshiraishi]

 

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

  • Gemma Geis

    Francesc,
    M’ha agradat molt aquest post. Hi ha molts escenaris de futur de la vida digital que no podem imaginar. No sabem quines conseqüències poden tenir fotografies publicades dels nostres fills i quin serà el seu posicionament sobre la seva vida digital en el futur. Extremar la prudència és un bon consell.

  • Pingback: Jugamos con la identidad 2.0 de los niños | el blog de la agencia

  • monica anchelergues

    Buen post. Hace muy poco publiqué uno sobre el tema de imágenes y niños en la red en mi blog. Dejo el enlace por si es de interés http://lasmamasde.conpequesenzgz.com/2013/05/imagenes-de-menores-en-internet/

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    No sabem cap on ens duu internet. No tenim prou perspectiva encara. El que sí sabem és que avui cualsevol contingut que publiquem té un impacte directe i immediat sobre l’individu. Només aquest fet, em fa reflexionar y meditar molt bé cada un dels moviments digitals.

    Gràcies, Gemma!!
    Francesc

  • Marce Llano

    No de forma pública. Es una materia sujeta a legislación, no sólo opinable: cuando te hacen una foto con intención de publicarla en medios o campañas de publicidad exterior (vallas publicitarias), te piden una autorización y cesión de derechos por escrito. El problema añadido con las redes sociales es la facilidad e inmediatez en el reenvío de información: aunque tus familiares y seres queridos pueden compartir las imágenes de forma restringida y totalmente bienintencionada, no pueden controlar lo que harán con ellas sus contactos ni a quién y dónde las reenviarán.

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    No sabem cap a on ens portarà la xarxa. Encara no tenim prou perspectiva. El que sí sabem és que cada vegada que publiquem un contingut (text, foto o vídeo) té un impacte directe sobre l’individu. Per incertesa i per responsabilitat a altri, apel·lo la prudència en la publicació, com a mínim.. :-)

    Molt agraït per l’aportació, Gemma!!
    Francesc

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Muy interesante, monica! realmente es un tema candente e importante en estos momentos de construcción de la identidad digital de mucha ‘gente de futuro’..

    Gracias por tu aportación!!

  • Marce Llano

    Muy trabajado e interesante, Mónica.

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Muy cierto, Marce. De hecho, y aunque un entorno digital se nombre ‘privado’ no existe tal estado en la red.. http://blog.francescgrau.com/internet-no-contempla-dimension-privada

    Gracias por tu opinión!!

  • Marce Llano

    El problema és, com ara a la seguretat informàtica en general, trobar el punt d’equilibri adient entre la prudència i el confort. Condicionar la teva vida per perills futurs, possibles però inconcrets, tampoc és gens recomenable. I es complica quan s’acumulen varies conductes imprudents: per exemple, penjar una foto teva és molt més perillós quan, a més a més, estàs donant permanentment la teva localització GPS.

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Marce, davant la incertesa digital, no tinc cap dubte en recomanar prudència extrema. Més enllà del què veiem del potencial d’anàlisi, tan per part de marques comercials com de governs, hi ha la llibertat de qualsevol individu a decidir si vol tenir presència a la xarxa, en quins llocs, i de quina manera.

  • Pingback: Lo mejor que hemos leído esta semana (I) | el blog de la agencia

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Privados de privacidad

  • Rosa

    Es el whats app realmente una red privada?? Soy extremadamente cuidadosa con la imagen de mi hijo pero no puedo evitar compartir a través del whats app fotos con mi mi marido o el resto de mi familia.

    Otro tema es el de las escuelas, extraescolares etc. Al principio no autorizaba a que se utilizara la imagen de mi hijo, pero luego me di cuenta que era peor el remedio que la enfermedad y que no podía ser “el raro” al que apartasen cuando se hiciesen fotos o llevase la cara pixelada.

    El tema entre la privacidad de nuestros hijos y la “normalidad” es muy complejo, o al menos a mí me lo parece

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Volveremos a la máquina fotográfica clásica

  • Ramon Ribas

    Bon article Francesc, però sobretot m’agradaria destacar les frases finals. “Aprendre Cultura Digital” i no només són els pares, és brutal la quantitat de fotos que els adolescents publiquen…

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Lo es, Rosa. Es muy complejo. Aunque ante la complejidad -en mi caso- me pongo en su sitio y reflexiono hasta dónde le estoy involucrando más de la cuenta en un sitio donde no estamos seguros hacia dónde vamos aún..

    Gracias por tu opinión, Rosa!!

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Molt d’acord, Ramon! però és lògic que els ‘majors’ intentem ajudar d’alguna manera als ‘menors’. El pitjor de tot és que en termes digitals sembla ser que s’ha invertit: els menors (d’edat) semblen ser majors digitals, i els majors (d’edat) semblen menors digitals.. :-

    Gràcies!!

  • Ramon Ribas

    Jajaja… Exacte! L’altre dia una amiga del facebook publicava amb tot detall que s’havia comprat una tele de 50″… amb fotos de dins de casa seva… la gent no veu el perillos que es tot això…

    Salut!

  • http://www.francescgrau.com Francesc Grau

    Totalment d’acord! a mi, la setmana passada em va aparèixer l’email dels fills d’un amic-d’un-amic en una captura publicada al Facebook.. cap consciència.. :-P

    Una abraçada!

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » La privacidad no es tecnológica

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Consejos para padres con hijos, sobre internet y nuevas tecnologías

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » ¿Vas a estar a la altura de la exigencia digital de tus hijos?