El blackger

blackger.jpg

Hacía semanas que quería hablar de él. Cada vez más, hay empresas que apuestan por los medios sociales como nueva estrategia de relaciones públicas con su entorno de stateholders. La verdad es que me alegra mucho ver cómo se populariza el importante hecho de avanzar al estadio de la pura venta hacia el establecimiento de relaciones de calidad con los usuarios. Pero como pasa en todo: nada es perfecto. Y el romanticismo de esta evolución natural hacia la ‘humanización’ de las organizaciones al abrirse al diálogo se puede ver frenado precisamente por la figura del blackger.

Este personaje reside externalizado en una agencia de comunicación, o bien está in-house en la organización. Es quien se encarga de la escritura y contesta sistemática (en el mejor de los casos) del blog corporativo de la casa. Es el negro de los blogs.

Es el resultado de la industrialización de las relaciones entre empresas y usuarios, a través de los medios sociales. Es la capa más fría de un proceso que requiere de un calor humano considerable. No pasa en todos los casos, ni mucho menos! El blogger corporativo, o el community manager, seres con con valores corporativos propios y con formación en periodismo, publicidad y relaciones públicas (u otros), se encargan de mantener el flujo social de nuestras empresas con sus públicos. Son quienes pueden acercarse (incluso conseguir) a la excelencia en las relaciones públicas, a través de sus blogs, entendiendo, atendiendo y aprendiendo de ambas partes (organización – usuarios/clientes). Un blackger, tendrá un perfil técnico que, a parte de serle difícil la proacción o la detección de oportunidades, se le presentarán mayor número de dificultades y le será más complejo resolverlas. Al final, siempre requerirá de una intervención superior para llegar a unos objetivos óptimos. Supongo que es uno de los precios que hay que pagar para poder estar en esta era de información, diálogo y relación pluridimensional, conmutándolo con una buena cuenta de resultados :-)

Actualización: también existe la figura del ghost-twitterer, el negro de las cuentas twitte

[photo by saralorenzoni]

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

Notas de prensa, ¿pasado o futuro?

np-rc.jpg

 

El sector de la comunicación está evolucionando vertiginosamente. Periodistas, comunicadores, relaciones públicas, consultores, agentes de prensa, gavinetes de comunicación, agencias, prensa tradicional y electrónica, hábitos de lectura y consumo de información… entran en juego nuevos elementos que, sin duda, influyen en el ‘paradigma tradicional’ del flujo de la información corporativa de las empresas.

 

Uno de los principales vehículos informativos que garantiza el transporte de esta información, es la nota de prensa. Pero, ¿cuál es la realidad de esta herramienta en el panorama actual?, ¿se ajustan sus cualidades a los nuevos parámetros exigidos por el nuevo modelo comunicativo?, ¿qué futuro le depara el actual sistema de medios sociales?

 

Roberto Carreras, consultor de comunicación y relaciones públicas, ha recogido en un solo documento la visión de 32 profesionales –en la que me incluye J– sobre nuestra opinión acerca de cómo vemos la nota de prensa en el contexto en que nos encontramos.

 

Es un honor estar entre los compañeros Octavio RojasMillán BerzosaMaría RipollMarc CortésJoan JiménezIván PinoDani AlcarazCristina AcedClaudio Bravo… y demás que no tengo el gusto de conocer directamente.

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

Posts patrocinados sí, posts patrocinados no

sponsoredpost.jpg

 

Es el pan de casi todos los días:

 

¿se puede remunerar a un blogger para que escriba sobre un tema?
si lo hace, ¿qué valor tendrá esa información?
¿que credibilidad merece para el lector del post?
¿qué papel juega aquí la ética blogger (si es que hay alguna)?

 

En mi opinión, todos estos debates son carne de post (como este mismo ;-) ), pero es bueno que se hable de ello. Y es un buen síntoma que a la blogosfera le preocupan estos temas importantes. Pero la realidad, en términos efectivos, es que por mucho que se hable y se escriba, quedará al libre albedrío del blogger aceptar o no un patrocinio. Como debe ser!En un espacio de máxima libertad, como es internet (para lo bueno y para lo malo), creo que la toma de decisiones tiene que imperar el sentido común individual y personalizado a cada uno de nosotros. Es decir, determinar si un blogger debe o no debe aceptar un patrocinio no está (ni debe estar) en la mano de nadie más que el propio blogger, y éste decidirá si procede y de qué manera. En la red, hay un buen muestrario de posts patrocinados, algunos más bruscos, falsos, limpios y transparentes que otros.

 

Lo que sí es verdad, y analizando la naturaleza del hecho publicitario y del patrocinio, su existencia radica en incentivar la comunicación de una información, tomando el control desde el anunciante/patrocinador. Desde las relaciones públicas (tradicionales o 2.0), sabemos que ante los desequilibrios de poder entre emisor y receptor, pueden saltar chispas. A la que verticalizamos un tanto la estructura del flujo comunicativo hacia uno de los lados, el otro pude sufrir las consecuencias, incluso desde sus iguales, que no van a ver con buenos ojos esa demostración de fuerza ($).

 

Cada uno debe elegir su propio camino, y su audiencia aprobará, o no, sus decisiones. Una vez más, el pueblo tendrá la razón.

Por cierto, de todo esto y mucho más, lo discutiremos en el próximo Cava&twittS de marzo.

(y este post, no está patrocinado ;-) )

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

Hoy, confiamos más que nunca

condus.jpg

Puede que parezca obvio, incluso de perugrollo. Pero a veces creo que aunque por grandes y cercanos que tengamos los árboles, puede que no lleguemos a ver el bosque… No me cansaré de decir que la vida online es parecidísima y paralela a la offline. De momento, ambas siguen, en mayor o menor medida, una misma trayectoria vital. De ahí que ambas conserven y adapten los principales principios y valores. Uno que me parece especialmente relevante es la confianza ineludible que ponemos el prójimo: empresas, personas, iniciativas, productos y proyectos, en los que todos volcamos todo cuanto nos piden, sin llegar a pensar que nuestra vinculación con ellos es un hilo finísimo.

Desde que se descubrió que que lo que tenía ‘garra’ para mantener una ‘audiencia’ era obtener datos personales y ofrecerles información lo más adhoc al individuo posible, han salido miles (incluso millones) de fórmulas, aplicaciones, maneras y estilos de conseguir ese enlace interpersonal entre semejantes: desde los primeros envíos de mails individuales, hasta llegar a las redes sociales actuales en todas sus fórmulas, están completos sistemas de newslettering, complejos CRMs y avanzados automatismos de relación y sugerencia, para cautivarnos y mantenernos en relación con ellos. Les damos todos nuestros datos personales y profesionales sin reservas, les contamos nuestros gustos y preferencias, enlazamos nuestros a amigos, saben -en todo momento- qué estamos haciendo, incluso dónde nos encontramos. Nos permiten establecer nuestra propia red de contactos y relaciones (tanto si es una empresa, una institución, como una persona). Y no pensamos que las principales plataformas que nos permiten este paraíso de la convivencia relacional (hoy indispensable para la supervivencia online) son gratuitos (FacebookTwitterGoogleYoutube, Tuenti, WordPress…). Su modelo de negocio no recae en el usuario final (dándole servicio), sino en la obtención de ingresos publicitarios gracias al hormigueo efervescente de la comunidad. Nosotros, sus usuarios, sus habitantes, somos -vamos a decirlo- la excusa para ofrecerles su negocio. Si por el motivo que sea (política de la plataforma, cambio de líderes o evolución del sistema) deciden cerrar, cambiar sus normas de uso o acceso, estos miles de millones de pobladores (particulares y empresas) tendríamos un leve problema. Estamos a su merced, ya que así lo hemos aceptado.

Vivimos en un modelo basado plenamente en la confianza de unos con los otros. No nos conocemos, pero les damos lo más preciado que tenemos: nuestra intimidad (a través de pensamientos instantáneos [twitter], ideas [posts], fotografías [flickr, twitxr], lo que nos gusta [del.icio.us], la lista de nuestros amigos [facebook]…, nuestro pasado y presente, todo online.Muchas veces lo pienso. Ignoramos las consecuencias que pueden acaecer, pero mejor no pensarlo!

Espero que esta misma magia que nos genera esta confianza sea la misma que genere respeto y sentido humano en la toma de decisiones.

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

La ‘siembra’ de comments puede pasar factura

Como contaba anteriormente, twitter puede ayudar a posicionar (sólo ayudar), y reforzar la reputación online a través de comentarios (twits) positivos hacia usted o hacia su marca o empresa. Pero claro está que también puede volverse en contra. Este mismo domingo leía, un twit de un experto en el que criticaba duramente la política de comentarios que está llevando a cabo una iniciativa de central de compras online. La intención de este colectivo, al poner comentarios en distintos webs y blogs, podría ser la de intentar ayudarse a posicionar su propia web dándole enlaces desde distintos puntos de la red, a la vez que ‘participa’ del diálogo online. Desde luego, la idea no es  mala pero sí, de todas todas, su ejecución. A estas prácticas, les puede salir alguna ‘medida correctora’ como el twit que aquí resalto.

Integrarse en el entramado blogosférico se toma su tiempo, y el establecimiento de relaciones es algo que ni se puede, ni se debe forzar a golpe de link.

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

Beers & Blogs Barcelona (nov’08)

Ayer por la noche, un encuentro más con bloggers (convocado y alimentado por Ferran), dejando esta vez de lado los teclados por empuñar una buena jarra de cerveza ;) y charlar no sólo de enlaces interesantes sobre contenidos curiosos, sino también de actualidad informática, cierta efimeridad y de ocio. Rodeados de gente encantadora, nos tocó medianoche comentando también algunas tecnicidades de comunicación 2.0 y negocio. Incluso nos fuimos con un regalito de la mano de Jordi.

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

En ocasiones, veo… almas

almas.jpg

Aunque puede sonar paranoico, sí, hay veces que la dedicación que le doy al mundo online, a los usuarios de las diferentes comunidades, a las distintas redes que pertenezco o interactuo, a intercambiar información con users y contacts, admito que al aparcar el portátil y salir de la oficina, he llegado a ver (imaginar) a las personas de la calle como eso: almas que dan vida y habitan en los perfiles y abatares con quien comparto gran parte de mi jornada.

Porque no olvidemos que todos los que estamos en internet somos, en definitiva, individuos que actuamos a través de unos perfiles que nos representan, son nuestra faz en la red, como marionetas que conviven y se interrelacionan entre blogs, youtubes, xings, twitters, y vimeos.

Sólo quería compartir una íntima (y muy personal) visión sobre nuestra civilización, quizá de una forma distinta, y con una mirada diferente y claramente sincera :-)

(photo by victoriapeckham)

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

Bienvenidos, Premis Blocs Catalunya 2008

pbc.jpg

Hace tan solo unos instantes que ha terminado la rueda de prensa de presentación de los Premis Blocs Catalunya. Los Premios eclosionan este año, después de un (relativamente) corto período de maduración, desde los primeros pinitos de escritura en catalán (igual que en cualquier otra lengua de mayor número de hablantes) en internet, hasta hoy (1 de octubre 08), pasando por la obtención del .cat, la creación de una agencia de calidad, y conseguir llegar a ser la segunda lengua blog más hablada en toda la red.

Sin duda, llegar aquí es un privilegio después de haber compartido un esfuerzo, entre mucha gente (conocidos y no), que han puesto su granito de arena (montañita) en la construcción de una red de escritores amateurs -y tan amateurs-, y que ponen los cimientos para interrelacionar toda una comunidad heterogenea y variopinta, que quizá sólo comparta una misma cosa: la cultura catalana.

Otros, sea por la tipología de nuestro trabajo o por la ninchificación de nuestra profesión, nos dirigimos a nuestra microaudiencia en otra lengua, quizá más generalista -como el inglés o el castellano- ya que al sector de catalanes a quienes también nos dirigimos, conocen perfectamente las otras.

A partir de ahora, y volviendo al tema de los Premios, una vez cerradas las votaciones y hechas la deliberaciones correspondientes al jurado, quedará el gran día de la gala (10 de octubre) donde tendrá lugar la entrega de las estatuillas a los galardonados. Será un gran momento. Un momento en el que estará allí lo mejor del binomio que desde la organización hemos buscado desde el primer día: blogs y lengua catalana.

Señoras y señores, bienvenidos a los Premis Blocs Catalunya!

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

Un error de la competencia, puede levantar una crisis en su empresa

pccityerror.jpg

 

La semana pasada una empresa de tiendas de informática publicó un anuncio con un error en el precio. Una avalancha de gente fue a buscarlo y tuvieron un problema… pero esto no es de lo que quiero hablarle. Lo que pasa en estos casos, es que alguien hablará de ello, y decenas de personas se sumarán a la causa (por las decenas de afectados por el hecho).

 

Localicé un blogger que publicó el suceso, pero lo que sucede es que en los comments que van apareciendo empezaron a salir un listado de empresas que también cometen errores, más o menos intencionados. Su empresa podría está allí, entre ellas, y sin haber echo nada entonces, habría salido como culpable igual que la protagonista.

Un aspecto “incontrolable” más a tener en cuenta.

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

Retransmisiones en directo (blogueando) de lo que se vive en su empresa

empresablog.jpg

Cualquier persona puede abrir anónimamente un blog y empezar a escribir lo que quiera, bajo el nombre que desee. Esa libertad puede ser maravillosa para quien lleva buenas intenciones, pero muy incómoda si el autor escribe con otros propósitos.

Un caso que encontré esta semana ha sido el de una empresa de programación de software de A Coruña, que uno de sus empleados va relatando sus pensamientos sobre la compañía desde 2004, con todo lujo de detalles.

A estas horas, desconozco si desde la dirección de la empresa se tiene conocimiento del megáfono.

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

« Entradas anterioresEntradas posteriores »