savethelinces.jpg

 

La última campaña que ha lanzado la Iglesia española (a través de su Conferencia Episcopal), pivontante sobre el eje de la nueva ley del aborto que prepara el Gobierno de ZP, segue en línia con los cánones a que nos tiene acostumbrados. En vez de tanta campaña publicitaria reaccionaria “en contra”, lo que aconsejaría sería que aplicase otras técnicas de comunicación “a favor” mucho más efectivas para aproximarse al verdadero problema que sufre la institución: no sintoniza con su target.

 

Cuando mayor sea la organización, mayores esfuerzos de inclusión de públicos deben dedicarse en el plan estratégico para gestionar las relaciones con ellos. Pero a estas alturas de la película, personalmente dudo que exista planficación alguna en las determinaciones episcopales. En comunicación de massas, se sigue apostando por el mensaje unidireccional, buscan el máximo impacto mediático en el menor tiempo posible, con unos presupuestos enormes (y en tiempos de crisis), y unos discuros muy cercanos al populismo que –sinceramente- no les hace ningún favor a ellos, ni a sus followers.

 

Desde mi humilde punto de vista, una organización mundial como es una confesión, debe empezar a trabajar el contacto p2p que en su día inició su líder, trabajando las grandes posibilidades de relación entre las personas, a través de plataformas web 2.0 y redes sociales, aproximarse a su público en tono sincero y cercano a sus dificultades; en definitiva, dejar de buscar la inmediatez y empezar a creer en los principios de su propio mensaje.

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

  • http://albacortada.blogspot.com Alba

    Certament que la institució no sintonitza amb el target…però tenen assegurada la publicity només en obrir la boca. Com que són tan incoherents (com tu dius) fan un rebombori que se sent arreu del món. En fi, que jo prefereixo no tenir tanta repercussió als mitjans però comunicant unes idees que arribin al target.

    Avui estic totalment posada a la xarxa com deus haver vist!!! Fins aviat!

  • http://www.francescgrau.com FGrau

    @Alba, així és amb la publicity. La institució és forta i utilitza bé els mitjans, però la idea que reforço és que haurien de ser model de relació i proximitat amb els seus ‘usuaris’, utilitzant fórmules menys unidireccionals.

    Salutacions!

  • http://www.collabtopia.com Pedro Máiquez

    Hablas de publicidad y relación con el cliente, pero en realidad (creo) que estás hablando del mensaje. Siempre se dice eso de “perdí porque no pudimos comunicar bien” cuando a veces es simplemente “perdí porque mi mensaje era una mierda”.

    Un abrazo, Pedro.

  • http://www.francescgrau.com FGrau

    @Pedro, no estás falto de razón! Y es muy cierto que muchas veces se carga al continente con la culpa del fracaso, cuando se sabe perfectamente que es el contenido (el mensaje) lo que no se aguanto por ningún lado.

    Aunque en este caso, lo quería subrayar era el valor de la incoherencia existente entre los valores fundacionales de la institución (y predicados en cientos de altares los domingos) y sus tácticas comunicativas ejecutadas, en forma de caras campañas de publicidad :-|

    Saludos!

  • http://www.sastreria-vilallonga.com Borja

    La Campaña es, ciertamente, desacertada. No se transmite el mensaje, no se exponen les motivos de la S. M. Iglesia y se tiende a lo impactante, provocativo y beligerante. Es el talante de una parte de la Iglesia en España, que todavía no ha acertado en cómo transmitir la doctrina de la Iglesia. Naturalmente, lo que defienden es una noble y justa causa, pero se debe explicar más e impactar menos. Hay que dar a conocer bien nuestro mensaje, tal y como es en Roma (El Vaticano, en este caso, sigue caminos distintos y sabe llegar con más proximidad al destinatario, aunque todavía tiene que mejorar mucho).

    Entre este tono y el rechazo frontal en Cataluña de la doctrina católica romana, está claro que un católico debe quedarse, muy a su pesar, con “este tono”, aunque no lo utilice para nada en su argumentación diaria contra el aborto (que significa una defensa de la vida sin caer en el extremismo peligroso, absurdo y anticatólico de condenar todo aborto, especialmente los que se relacionan con violaciones, como ha pasado en una diócesis de Brasil).

    En resumen: la CEE necesita nuevos publicistas y un nuevo enfoque de las cosas para el mismo mensaje.

  • http://www.francescgrau.com FGrau

    @Borja estoy de acuerdo en que necesitan buenos profesionales. Aun así, la comunicación no arreglará las ideas que hay detrás de los mensajes. Las expresiones comunicativas son simples erupciones de la falta de visión y adaptación de la organización a las nuevas necesidades de nuestro flamante s.XXI ;-)

    Un saludo!