El fenómeno Klout empieza a hacerse notar. Hay clientes, empresas, organizaciones, personas que comienzan a preocuparse (con cierto caracter de urgencia..) en aumentar uno de los índices sociales que en breve dará que hablar. Klout se está estandarizando como referente como rankeador de influencia individual en la red. Individual entendido como individuo digital: persona o cualquier organismo con una identidad digital compuesta por uno o más perfiles en espacios sociales. Y es que ante la enorme dispersión de información y presencia de marcas en tan variopinta web social en que estamos, acudir a un solo sitio y que te dé un dato absoluto sobre alguien, ‘contextualizable’ al conjunto del universo online, la verdad: más allá de egos personales y corporativos, tiene atractivo. Sea para los que necesitan encontrar (o simplemente informarse) de qué perfiles mantienen unas ciertas actitudes en relación a los demás: lideraje, difusión, conectores…, información sobre identidad digital clasificada por los temas sobre los que más publica un sujeto (dime sobre qué twitteas y te diré a qué te dedicas ;-) ) o una propuesta de medición de representatividad dentro del ecosistema digital.

Existen otros competidores como PeerIndex o Kred.ly que aplicarán otros algoritmos de cálculo de un ránking, más o menos acertado o cercano a una idea de quién es quien en el universo online. Como el algoritmo de Google, o la fórmula de la Coca-Cola, los factores que componen el producto final identitario son secretos y generan desajustes importantes. Medir/pesar quién es una persona, marca, empresa u organización no es nada fácil, teniendo en cuenta la innumerable cantidad de factores humanos que les afectan y se escapan a la matemática: percepciones, sensaciones, apatías, feelings, cariños, rencores, filias o fobias (para nombrar algunas).

Hace 1 año, aquí ya hablábamos sobre la importancia del etiquetaje personal y las repercusiones sobre la reputación que iba a poder tener. De momento va cumpliéndose una cierta hoja de ruta en el evolutivo de nuestra vida en paralelo a lo digital. La dimensión online de nuestras vidas va abriéndose camino, y seguirá una tendencia parecida a nuestra realidad tradicional, aunque su crecimiento y evolución exponencial la llevará mucho más allá de lo que nuestra realidad actual representa hoy para nosotros. Accederemos (todos) a un tipo de información que hasta ahora había residido sólo en trepidantes guiones cinematográficos de ficción:

  • índices cuyo resultado tiene la importancia que el interpretador quiera darle
  • posiciones de lideraje frente a otros
  • ránkings de reconocimiento social
  • listas de influenciadores en ámbitos determinados y concretos [link en catalán]
  • individuos destacados en cada tema nicho imaginable
  • mejores y peores considerados ante los demás o ciertos colectivos específico
  • individuos más y menos valorados, estimando valores de comportamiento y opinión de terceros, ante ciertas temáticas
  • identificación de generadores y seguidores de actividad online

Y otras que se sumarán y que ahora mismo ni se nos ocurren..

Ante un indicador de esta naturaleza, y con un potencial de credibilidad aún medio/medio-bajo por su poca trayectoria y opacidad en el manejo de su fórmula de ponderación de factores intervinientes, comparto 2 ideas al respecto:

  • aun ser un ferviente defensor de que nuestra vida (online y offline) es única (no hay 2, son 2 dimensiones en una misma), y que somos la misma persona dentro que fuera de la red, aún no es así para muchos. No hay suficiente perspectiva para mantener ciertas verdades ni simulaciones a medio-largo plazo. Cuando más tiempo pase conviviendo con las dos dimensiones (online y offline) hibridadas para tod@s, las identidades y comportamientos tendirán a la normalización y a la auténtica realidad de cada un@. También es cierto, que aunque online y offline sean 2 dimensiones de un mismo todo, pueden no coincidir una con la otra. La percepción final será la que el receptor extraiga sumando ambas (si conoce personal y digitalmente al individuo/marca) o quedándose con la distorsión de la que única que conozca
  • estos sistema de simplificación de ti en un solo número matemático, les reservo un sitio muy determinado en mi escala de preferencias a la hora de tomar decisiones importantes, aunque sí es verdad que a medida que vayan perfeccionándose (acomplejándose en sus algoritmos) y sean merecedores de mayor confianza, se la iremos dando…

[photo de victoriapekham]

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

  • Pingback: Noticias que hoy nos interesan | wellcommunity

  • http://twitter.com/Bernardamus ☢ Bernardamus ☮

    En un cybermundo donde el numero de contactos aumenta exponencialmente y donde resulta imposible tener una opinión “humanizada” de todos, era inevitable que surgieran “RANKEADORES” como Klout. Si les damos el peso que tienen que tener y si los algoritmos son razonables, creo que pueden ser un herramienta muy útil para investigar y cultivar nuestras “relaciones publicas 2.0″.
    Lo que no me ha gustado últimamente sobre KLOUT fue la política de agregar cuantas mas redes sociales posibles en el recuento de un único numerito mágico “K”. La extrema heterogeneidad de las redes que Klout mezcla hoy en día me hace perder toda la credibilidad que tenia en este proyecto. No entiendo que sentido tenga mezclar la influencia de tu red de amigos de Facebook (a lo mejor 100% personal…) con tu network de Twitter (a lo mejor orientado al Social Media) y mucho peor si sumamos LinkedIn o 4square…
    El intento de querer describirlo TODO en un solo numerito creo que va a ser la principal causa de fracaso de este sistema de ranking. Just my cent.

  • Arbiera

    “Liderazgo” mejor que “lideraje”.

  • Pingback: Què determina qui sóc a la xarxa | Reflexions sobre periodisme, comunicació i cultura

  • Pingback: Qué determina quién soy en la red | Patricia de Andres

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Me sumo en que ya es suficientemente difícil sacar una sola valoración ‘global’ sobre un solo sitio, sacarla de N sitios no te digo.. Gracias, Alessandro!

  • Concursogrupoc0

    Ens ha agradat força aquest post sobre Klout i ens hem pres la llibertat de citar-te en un miniarticle que trobaràs a http://posicionamientowebtutorial-c.webnode.es/news/klout-the-personal-way-of-live-/
    Salutacions

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Molt agraït per la referència, companys! :-) i que el Kloud us acompanyi ;-)

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Influenciadores, primera generación