En épocas de comunicación analógica, aquellas épocas en que toda la comunicación que se emitía era en diferido, y se consesuaba varias veces a diferentes niveles de mando. Una época bonita sin duda, pero arrollada por la premura de Internet. Lo que antes era un discurso espaciado en piezas comunicativas mensuales o semanales, hoy son diarias y varias en un mismo día.

Los periódicos han pasado de publicar una vez al día a publicar permanentemente a lo largo de todo el día (y de la noche, si es necesario). Las cadenas de televisión, de tener 1 ó 2 boletines informativos diarios, a mantener informados, al minuto, a sus televidentes por otros canales digitales, con micro-piezas de contenido. La radio, igual que la TV, actualiza al momento lo emitido por antena en formato digital descargable para su consumo a la carta.

En un universo de publicación y compartición permanente 24×7, la oportunidad de capitalizar el contenido está en publicar primero, y ser fuente para los demás. En el mundo de los fans y los followers, se ejerce el lideraje de quienes aportan valor y merecen el like o el follow de los demás.

Y en medio de esta meritocracia conocida se dan resbalones precisamente por primar esta velocidad exigida por delante la revisión o contrastación de lo publicado. Y no hablo solo de asegurarse verificar fuentes informativas solamente, sino también de publicar material audiovisual sin atender al contexto que lo rodea.

Como siempre intento, dejo aquí unos ejemplos que muestran, a veces la perícia de los usuarios en encontrar la aguja en el pajar, pero porque realmente estaba allí.

Revisemos cuantas veces haga falta cada tuit, cada post, cada fotografía, cada video para que lo que publiquemos sea todo ‘realmente público’.

 

 

Un tuit publicado por el CEO de Apple donde se veía que la cadena de producción de Mac Pro’s corría bajo Windows. Y vemos también en el otro tuit, que Blackberry tuitea con iPhone..

 

 

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious