huella1.jpg

Hace ya bastante tiempo que creo necesario una certificación de identidad digital. Internet es libre y así debe continuar, pero la libertad tiene que ir ligada al respeto. Un respeto que veo franqueado demasiadas veces por usuarios que toman fuerza tras un nick o alias, y expresan sus opiniones e inquietudes, repito: de forma legítima, pero ocultando su identidad con otra completamente falsa.

La manera de hacerlo no sería más complicada que la de determinar qué órgano tiene la potestad de certificar esa identidad, sea gubernamental, privada o institucional. Una vez obtenida dicha identidad, todas la plataformas colaborativas online deberían exigir su uso para participar en blogs, foros, webs, registros, comunidades, redes sociales, etc.

No sé si nunca llegaré a verlo, pero si fuese así, quizá nos ahorraríamos de ver insultos, descalificaciones personales, comentarios ofensivos y toda clase de improperios que no aportan absolutamente nada, más que perjudicar la reputación online del destinatario. Y quedándome finalmente en la epidermicidad de estos comentarios destructivos (y sin entrar más allá en la calidad humana del emisor), se publican en un 90% en un marco caracterizado por el impulso, la rabia, ira o enfado; ignorando por completo que una vez pasada esta fase, el texto publicado (el ataque) continuará visible en internet 24h/día, 365 días/año, en las búsquedas de miles de usuarios que necesiten encontrar información sobre un criterio relacionado con el/la insultado/a.

(photo by geoshooter)

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

  • http://robertocarreras.es Roberto Carreras

    Gracias por tu comentario! Un placer haber llegado a tu blog a través de él, blog que va directo a mi Reader. saludos!

  • http://www.francescgrau.com FGrau

    Gracias a ti, Roberto por tus reflexiones. Seguimos adelante! :)

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Google Sidewiki nos invita a lanzarnos

  • Luis Dillon

    Hola FGrau, qué tiene de malo la página de mijefeesuncabron?

    Justamente gracias a una internet anónima es posible desfogarse de manera inocua – no hay nombres de marcas, ni de personas, ni de los atacantes ni de los atacados. Yo personalmente tengo muchas cosas que prefiero que en mi entorno laboral no se enteren. Y no son ningún delito! son cosas tan simples como mis sentimientos y las escribo en mi blog personal!

    Por otro lado, comentas el problema de que las cosas quedan para siempre. Es verdad. Pero yo no creo que el problema sea que haya muchos cabrones por la vida, sino más bien muchos que no entienden bien las consecuencias de sus acciones. Sobretodo en internet. Muchos que no saben en qué lugares se puede opinar, y en qué lugares no. Yo creo que este escenario mejorará con una auto-educación que se dará de manera natural.

    Ahora, si hablas desde el punto de vista de empresa propensa a recibir ataques, pues tú mismo has hablado en algunos posts en cómo adelantarse a esos ataques.

  • http://www.francescgrau.com FGrau

    @LuisDillon, sin duda es un tema muy ‘natural’ y de difícil manejo. Cuando tengo dudas sobre si algo está bien o mal, siempre recurro a las normas clásicas del ‘saber estar’: honradez, respeto y sentido común hacia uno mismo y a los otros. Si necesitas descargarte contra alguien, no sé si internet tiene que ser el medio para hacerlo. En cualquier caso, puede haber otros quizá más indicados, y que le aporten al ‘desfogado’ ;-) alguna solución a sus problemas. Cargar contra alguien online no estoy muy seguiro de su eficiencia a la resolución del problema…

    Gracias!!

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » La reputación online entra en Fase II: los reviews y etiquetajes personales

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » La colonización 2.0 de espacios sociales puede haber llagado a su fin

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Informers fuera de control