knozen1La lógica del universo digital que vamos conociendo evoluciona de su forma natural. En el campo de la reputación de las personas (no de empresas ni marcas comerciales), en 2011 hablábamos de un salto importante en este ámbito con la aparición de sitios donde poder ‘etiquetar’ a personas y publicar comentarios sobre ellas en sitios públicos.

Inicialmente se valieron de los datos almacenados en las redes sociales más populares. Conocimos Honestly, BranchOut, Endorse o Talentag, tirando de los datos de Facebook, Twitter y LinkedIn. En concreto ese mismo año, LinkedIn cerró inesperadamente CubeDuel, un software que permitía valorar anónimamente a compañeros de trabajo, creando una base de conocimiento sobre trabajadores y sus perfiles laborales de la mano de sus compañeros. El sitio viralizó como la pólvora en pocos días y LinkedIn cerró el grifo de entrada y salida de datos por los miedos que suponía ese uso de sus bases de datos por parte de terceros, para unas finalidades de dudosa aceptación social.

Y con todo esto, Internet se hizo móvil.

En 2013, dos chicas crearon Lulu, una app para smartphones que permite valorar a hombres. Así de simple. Cualquier mujer puede opinar sobre lo que le gusta más y menos de cualquier hombre, para la revisión de otras mujeres. El febrero pasado (2014) consiguieron una ronda de $2,5 millones de mano de distintos inversores. Y es que sus estadísticas hasta enero eran realmente espectaculares: 80 millones de perfiles de hombres consultados, 12 millones de consultas y más de 7 millones de reviews leídos por 6 millones de sesiones de usuarios.

Y este mismo mes, ha aparecido en la AppStore americana Knozen, la app que daría continuidad a la locura de CubeDuel, que LinkedIn capó en su día. Knozen se lanzó con fuerza este martes en el New York Tech Meetup y cuenta con una inversión inicial de $2,25 millones de la mano de distintas sociedades inversoras. Parece que la idea ahora viene para quedarse.

Knozen no está disponible aún en la AppStore española, pero por lo que vemos en pantallazos y descripciones de la app, pretende conseguir información de tus compañeros de trabajo de forma gamificada y anónima, planteándolo como un sencillo juego de preguntas y respuestas sobre el desarrollo laboral, que afectará la puntuación que obtengan los compañeros propuestos.

El presente-futuro: el camino de la reputación online personal sigue su trayectoria hacia un escenario en que podrá accederse a unos centros de datos con información valuosísima sobre nuestros desempeños laborales. Seremos evaluados por nuestros mismos compañeros, los que conocen mejor nuestras virtudes y defectos por estar a nuestro lado 40h semanales, o han compartido proyectos con nosotros. La información sigue democratizándose más y más, de la mano de los propios usuarios.

 

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

  • http://bajamisdeudas.com/ bajamisdeudas

    Debo decir que las críticas de cine a veces ayuda a la hora de decidir qué película debería ver. Haciéndolos accesibles es realmente un gran movimiento.

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » La ...