conversationsLo que llevaba un tiempo apuntando a ser una tendencia, es ya una realidad sin paliativos. Empezaron algunos blogs cerrando sus comentarios, desinstalando el plug-in en el mejor de los casos.

Les siguieron algunas de las ediciones digitales de medios tradicionales, que no acababan de entender por qué tenían que permitir la opinión libre bajo sus cabeceras.

Los usuarios, no es que no sean opinadores, porque sí lo son –y mucho– simplemente tiene una preferencia a la hora de invertir su tiempo: que revierta sobre sí mismos, no hacia terceros (medios, bloggers, etc.).

Facebook reafirmó este valor entorno al usuario, que ya le había dado años atrás ofreciéndole una página gratuita a todo aquél que se registrara en su sitio web, y permite la instalación de un módulo de diálogo instalable bajo cualquier espacio web: notícias, posts, webs, etc.; para seguir guardando el espíritu de opinar dentro de un espacio ‘cerrado’ pero con visibilidad en su propio muro público. No se ha masificado.

También salieron más alternativas de módulos donde publicar estos comentarios, como Disqus, quien ha conseguido estar en 3 millones de sitios web y conseguir 2.000.000.000 de impresiones al mes y empezar a monetizar su red de módulos de comentarios en miles y miles de blogs y webs con sus ‘comentarios patrocinados’.

Pero lo que en realidad sí ha cuajado es la conversación en las redes sociales. Conversaciones desestructuradas –si quieres–, pero allí es donde está la gente y es donde el usuario encuentra el calor de los demás, el mar abierto y no ‘dentro de la casa de nadie’.

 

 

Las redes sociales no dejan de ser webs, sí. Algo cerradas, sí; donde hay que logarse para entrar y comentar. Pero el volúmen de usuarios es tan elevado, y en algunos casos, cualificado; que vale la pena invertir tiempo allí. Pensemos en Twitter, Facebook, LinkedIn.. es donde se libran las conversaciones sobre notícias y posts de los medios y los blogs. Basta opinar y poner el enlace a la fuente. La potencialidad de que esa opinión sea vista (y contestada) es exponencialmente mucho mayor que si la opinas dentro del sitio nativo. No hay color. Las redes concentran la conversación.

Y para rematar, Facebook resucita su “Notes” (su ‘editor de posts’ a modo blog) para que de sus 1.400.000.000 de usuarios, quienes quieran, puedan escribir posts sin moverse de allí..

 

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious