amigasHablandoHay comunicaciones que necesitan ser transmitidas por vía ‘tradicional’. Y es así.

El fenómeno de la digitalización de nuestras relaciones, a través de mensajes de Whatsapp, tuits, actualizaciones de Facebook, likes en Instagram y demás.. no solo nos está ayudando a exponenciar nuestras capacidades, sino que parece también estar narcotizando nuestros códigos de relación. Nuestra forma de comunicarnos en muchas situaciones quizá nunca había estado tan en entredicho como ahora. Y parece que no mejorará en breve.

Disculpas por Whatsapp, notícias personales en un muro de Facebook, emoticonos en mensajes directos en Twitter ‘cerrando temas’, emails más o menos extensos excusándose de algo o alguien.. todo un nuevo “lenguaje” digital que está sustituyendo poco a poco el lenguaje interpersonal insustuible en situaciones que así lo requieren.

Lo digital puede anticipar, reforzar y recordar. Incluso en algunos casos, informar y realmente comunicar. Pero siempre en contextos que no necesiten tratarse en otro formato más presencial o radicalmente personal.

Hay comunicaciones que llevan una carga emocional (positiva o negativa) que no debería ser transmitida (de momento) por ningún canal digital: muestras de efecto, roturas (personales o profesionales), aspectos vitales para nuestro interlocutor, o cualquier cosa que sea realmente importante para el emisor.

Me entristece escribir esta reflexión, pero lo hago a modo de denuncia para que ningun@ de nosotro@s olvidemos nunca cuáles son los protocolos comunicativos que debemos usar en cada caso.

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious