internetThingsEstamos oyendo cada vez más de lo que se nos viene encima: la ‘Internet de las cosas’. Compraremos y usaremos gadgets, utensilios, dispositivos y vehículos que serán como ahora nuestro móvil: una unidad ‘inteligente’ conectada a uno (o más) centro(s) neurálgico(s) que nos permitirá una experiencia de uso más cómoda y adecuada al contexto del tiempo real en cada momento.

Pero, como reflexionan Alexis C.Madrigaly y Robinson Mayer en TheAtlantic, “cuando una cosa se conecta a Internet suceden tres cosas: se convierte en inteligente, es hackeable y es algo que usted ya no posee”. Y es algo que dejamos de poseer porque estos dispositivos se desatan del espacio-tiempo. Por un lado, pueden ser violados por manos ajenas (hackers), aún teniéndolo en nuestro propio bolsillo. Recordemos los últimos casos de ‘apropiación indebida’ de fotografías de ámbito privado de distintas celebrities conseguidas por acceder a sus datos privados de su nube. Y por otro, podemos haberlo perdido y el dispositivo se pondrá en contacto con nosotros para darnos su ubicación, esté donde esté (FindMyiPhone y muchas otras apps).

Sea un reloj inteligente, un electrodoméstico inteligente o un coche inteligente, van a actuar de la misma forma en que empezamos a estar acostumbrados que actúe nuestro móvil. Y ese sentido de la propiedad que tenemos hoy sobre ellos cambiará. Paradógicamente, cuando más queremos esta sociedad conectada de la Internet de la cosas nos vamos alejando precisamente de la propiedad de esas cosas, ya que damos acceso, desde un cloud, a nuestro reloj (con nuestra agenda personal o profesional), nuestro coche (destinos, rutinas, seguridad), elementos domóticos de nuestros hogares (puertas, temperatura/AC, energía).. y ese acceso a estas cosas es para nosotros, para nuestro proveedor de servicios o cualquiera que sepa filtrarse por estos entresijos..

Dejaremos la ‘posesión absoluta’ del objeto a cambio de su smartness, de su inteligencia, de su autonomia basada en la colección de datos de millares de otros artilugios, también conectados y que interaccionan en los clouds para, en un principio, facilitarnos la vida.

Ya veremos.

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious