Durante la última semana de junio 2011 (del 24-06 al 01-07) quise preguntar a mi entorno en Twitter, a través de una encuesta rápida, como voy realizando a menudo cuando se plantean cuestiones que creo pueden ser interesantes; sobre si les parecían interesantes los tweets publicados por las cuentas Twitter de los medios de comunicación.

Por supuesto, esta pregunta partía de una hipótesis inicial que me había construido después de unos meses de observación: en términos generales, los perfiles en Twitter de los medios de comunicación emiten tweets sin generar suficiente interés, sobre las notícias que publican. Y quise compartir esta inquietud a partir de que creé una lista de medios en Twitter para mantenerme informado, a través de sus informaciones, y no lo conseguí :-(

Aún siendo especialistas en la transmisión de mensajes, notícias, reportajes, entrevistas más breves o más extensas, no consiguen encontrar el tono y la ‘naturalidad’ que Twitter, o cualquier sistema de micro-blogging –me atrevo a ampliar-, requiere.

También cabe distinguir la actitud y comportamiento de los medios de comunicación tradicionales que han migrado a lo digital, y los nativos en internet.

Es un aspecto muy curioso, y a la vez preocupante para ellos, dado que los medios de comunicación, y sus profesionales, vienen titulando (sintetizando temas con el objetivo de generar interés para seguir leyendo la pieza periodística adjunta) y dando informaciones novedosas y de reflexión desde nuestros ancestros romanos. Han sabido adaptarse a los nuevos medios por donde la evolución les ha aventurado: prensa, radio y televisión; pero parece que con internet se les resiste (y no entremos tampoco en términos de negocio, que hoy no va de esto).

Algunas de las razones por la que humildemente, y haciendo un ejercicio de generalización injusto por unos pocos que sí apuestan por un modelo de calidad, aunque necesario hacerlo por una mayoría que no lo aplican, pienso que esta mayoría no logran conectar con su público principalmente por estas razones:

  • informaciones tardías. Siempre vía otros usuarios ya conocía la notícia
  • tweets calcaldos unos a otros. Si se trata de medios profesionalizados, no amateurs, exijo diferenciación y exactitud
  • temas caducos. La venta de información atrasada en un entorno de rabiosa actualidad tiene que tratarse de manera distinta a la demás
  • actualizaciones sin ningún tipo de gancho para clicar al enlace de acceso a la pieza informativa, si la requiriese
  • excesivo apoyo, via link, de ‘notícias tradicionales’ al sitio web del medio en concreto
  • no aprovechamiento de la fuerza del sistema en disponer de un espacio limitado en caracteres (rasgo exclusivo). Y aquí duele especialmente, dado que son los precursores de la innovadora técnica, en su día, de la pirámide invertida en periodismo, que idearon para vencer otra obstáculo convirtiéndolo en oportunidad de mejora
  • errores de planteo conceptual en servir la información en 140 caracteres, pensando que es un simple titular periodístico
  • seguir con el modelo unidireccional tradicional eludiendo la conversación, que le es natural al sistema, y que busca el usuario sin éxito
  • actualizaciones despersonalizadas sin lugar a que el usuario encuentre afinidad con el medio más allá de las informaciones que publica él y todos los demás medios del mundo mundial

En temas más de cabecera:

  • inmovilidad en el modelo informativo. En general, poca innovación en formatos, diseños, presentaciones… demasiado miedo al riesgo a la invención, obviando que el fracaso es no hacerlo
  • altividad en el tono, un tono que la nueva cultura de una internet 2.0 no acepta
  • seguir apostando por modelos informativos más frescos y menos encorsetados. Menos chats del siglo pasado pensando que son lo último, y más twittervistas cruzadas con toda la audiencia

Sin duda el sector media tiene aquí un reto importante. Hoy puede que sea Twitter, pero mañana quizá sea Google+ u otros que vendrán. El micro-blogging, el consumo de actualidad en tiempo real está instalado en nuestras necesidades y buscaremos quienes puedan darnos el mejor producto, sea gratuito o de pago, local o global; mientras consiga darnos, a través de los códigos adecuados, lo que requerimos y de la manera que nos gusta consumirlo.

Remarcar que es evidente que esta prospección no es ni mucho menos científica y carece de rigurosidad estadística, pero sí creo que traza una tendencia clara acerca de este concepto. ¿Y usted, qué opina?

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

  • http://miquel.wordpress.com Miquel (@vicboy)

    Hay un problema aún más de fondo que olvidas, y es el de la confianza. Me explico: tú, en Twitter, reenvías contenido muy interesante. Y en tu blog lo generas. Y si algun dia, por cualquier motivo, algo de lo que dices resulta ser falso, te disculparás por el error, y seguiremos leyéndote. Muy gorda tendrías que hacerla para que no fuera así.

    Si el Periódico, el País o TV3 dan una notícia a millones de lectores (sea en un telediario, por Twitter o donde sea), tienen que:
    a) Haberlo confirmado antes, a ser posible por parte de la propia fuente. Sino, el titular DEBE ser largo y con “presunto”, “podría”, “probablemente” o “según ha informado XXX”.
    b) Seguir la línea editorial (ahí ya es discutible el hecho de tener que hacerlo, pero tienen que rendir cuentas a algun jefe antes de hacerlo).

    Por lo que es lógico que un blog personal, o llevado por unos amigos, o por alguna persona “anónima” o de reconocido prestigio, tenga mucha más agilidad para sacar un tema a la luz. Porque si es cierto y se apunta el tanto, genial. Y si no lo es, pide disculpas y a otra cosa.

    Mi conclusión es que no hay información completa, veraz y rápida. Puedes combinarlos de dos en dos como quieras: completa y veraz, completa y rápida, veraz y rápida. Pero si intentas combinar las tres, llegas tarde y seguramente la notícia ya no es ninguna novedad.

    Y yo no espero de un medio de comunicación “grande” un twitt de 100 carácteres terminado en ” info en unos minutos”. Creo que vale más la pena esperar contenido más tardío pero hecho por alguien que tiene una buena hemeroteca y profesionales que saben del tema.

    Ojo: lo mismo, y más rápido, puede hacerlo un blogger. Y con menos riesgo. Sólo iba a eso ;)

  • http://victorpuig.es Víctor Puig

    Muy buen post (como es habitual en ti)

    Resulta paradigmático que quienes más contenidos generan no sean necesariamente quienes mejor los mueven en las redes sociales, seguramente por que su objetivo sea dirigir tráfico a sus páginas web (que es donde pueden explotar el modelo de negocio publicitario). Y sin embargo, hay ejemplos muy claros de cómo twitter fideliza a la audiencia de un medio y le permite seguir en contacto con esa audiencia aunque en ese momento no esté consumiendo el medio. Es claro el ejemplo de @elmonarac1 por decir uno

  • http://www.marketingdelretail.com Mau S.

    Creo que es muy acertado lo que comentas, y estoy de acuerdo con las razones que listas. Aunque creo que estas razones son consecuencia de otras cuestiones más profundas relacionadas con los mecanismos de producción y distribución de información a los que están acostumbrados los medios.

    Por un lado, cuanto más grande sea el medio, más dificultades tendrá para moverse con agilidad. Y más caro lo pagará quien meta la pata. Esto es evidente.

    Por el otro, creo que hay una cuestión de segmentación. Los medios siguen funcionando como un amplificador conectado a un único altavoz, por que el que reproducen todo lo que consideran “noticiable” con el criterio más amplio posible, buscando el mayor alcance. Mientras tanto, nosotros filtramos lo “interesante” con el criterio más estrictamente personal y micro. Aquí colisionan, inevitablemente, el interés de alcance de uno, con el filtro de relevancia del otro: por cada 50 twitts que emite @el_pais, encuentro relevantes ¿3?. Y lo peor del caso, es que sé que esos tres twitts relevantes, acabarían llegándome igual por otras vías. Lo que aprendo de esto es que no necesito seguir a @el_pais, no me aportará nada interesante que no me llegue (antes o después) por otras vías.

    Creo, humildemente, que la solución pasa por microsegmentar (todavía más) la información en micro canales. Olvídate de crear cuentas para cientos de miles de usuarios y crea cientos de cuentas para un puñado de gente, pero que de verdad encuentre valor en el 90% de las actualizaciones que publicas.

    Esto supone ceder el monopolio de la definición de “lo noticiable”. En cualquier caso, ese monopolio ya les ha sido arrebatado. Sólo tienen que aceptarlo y actuar en consecuencia.

    Saludos!

  • http://www.francescgrau.com FGrau

    @Miquel tienes toda la razón, aunque de la enumeración de posibles motivos por los que se ha llegado a esta situación, sólo me sacas uno o dos.. creo sinceramente que el “problema” es de mayores dimensiones que sólo confianza (que también lo hay :-) , rigurosidad y rapidez. Gràcies, Miquel!!

    @VíctorPuig es que es esto lo que me deja perplejo! ¿cómo puede ser que los profesionales de la información no consigan conectar hoy con sus audiencias de toda la vida, a través de otros canales?? pero si es lo que llevan haciéndolo toda la vida..!! Gracias, Víctor!

    @Mau, que contar contingo aquí! X-) Como comentas, la dimensión es importante, pero el echo que comentas sobre la proporción sobre el volumen de tweets interesantes sobre el total de emitidos, este echo lo veo para reflexionar: ¿qué persona (periodista interno) los emite? ¿qué perfil tiene? ¿qué indicaciones y pretensiones editoriales sigue, que le proyecten al interés? La monarquía del interés se ha roto.. como dices en un ejemplo más empresarial ;-) Gracias, Mau!

  • inthenet

    Interesante artículo.
    De todos modos… yo diría que más que con su publico en twitter es con su publico en general. Es más yo diría que con la sociedad. Politicos y prensa acaban siendo los mismos. El tema de la separación de poderes lo lelvamos muy mal.

    Me ha gustado el artículo, pero creo que es un problema social, que atañe a la sociedad española y su forma de entender la democrcia (que por cierto es joven).

    Cuando leo la prensa, yo no veo noticias reales, ni lo que sucede en la calle. Solo veo que quieren generar opinión y mantener las cosas com están.

    Saludos.

  • http://www.oscardelsanto.com Oscar Del Santo

    Muy buen analisis. Tuve la oportunidad de escuchar a Jose Ribagorda de Tele5 hablar precisamente sobre como ellos han integrado Twitter en los informativos, creo que con bastante exito.

    En todo caso, queda mucho camino por recorrer. La integracion del online-offline es una de las grandes tareas pendientes para los medios de comunicacion. Me ha sorprendido en mi reciente visita a El Salvador que periodicos como La Prensa Grafica esten mas avanzados en este sentido que algunos de España.

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Sobre los ‘hashtags de propiedad’ de los medios en el seguimiento de grandes eventos