sombreros

Me parece un debate interesante el que plantea el reportaje de ZoomNews sobre la delgada separación que existe entre la “opinión personal” y la “declaración oficial”.

Me aproximo a este tema a 2 niveles:

  • en primer lugar, el nivel personal/profesional. Mucha gente considera que una misma persona puede pensar distinto, al mismo tiempo, según los cargos que ostenta. Se supone que sus opiniones, según el sombrero que lleve puesto, son completamente estancas. Y lo son tanto que en muchas ocasiones puden ser incluso opuestas. Caso clásico de algunos políticos: como miembro de su partido opinan A, como secretario general, B; y a título indivual, C. Igual pasa con empresarios: como directivo de su empresa opinan A, como miembros de una asociación, B; y a título personal C. Con todo el respeto a este pensamiento dividido y segmentado creo que si uno quiere ser sincero consigo mismo, de opinión sólo tiene una: la tuya, la individual, la sentirás enseguida solo escuchando tu corazón.
  • el de la dimensión pública que coge cuando se le suma el hecho de traerlo en algún medio social. De igual manera que el nivel personal/profesional, la capa que añade publicar una opinión que trasciende al círculo privado individual y se lleva a la opinión pública acompleja este conglomerado. A demás, los medios sociales, como medios de comunicación personal que son, lo que publica un perfil se interpreta como su auténtica voz, como una declaración, incluso como una rueda de prensa (en su defecto).

La posibilidad que un mismo individuo tenga 2 o más opiniones distintas sobre un mismo tema que le atañe, alegando un posicionamiento distinto por cada cargo que defensa, y en un mismo momento, puede evidenciar una necesidad de contentar los distintos frentes con opiniones políticamente correctas, salvando la papeleta..

Aún así, y si el individuo/cargo considera fraccionar su actividad pública, la dimensión digital permite, a diferencia de nuestra vida no-digital, una gestión más avanzada (salomónica y si cabe, coherente) en este caso: la creación de distintos perfiles (Twitter, Facebook, blogs) que distribuyan el contenido que el individuo crea que debe separar. De esta forma, podrá dirigirse a sus públicos de forma directa con las opiniones más targetizadas, y preservará en cierta medida su perfil más personal. Eso sí, un consejo: muy probablemente habrá seguidores coincidentes entre perfiles de la misma persona, por lo que no diste mucho entre pareceres..

[photo by Sócrates]

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious