Y eso que casi aún no hemos ni empezado..

Es en tantas ocasiones: encuentros, charlas, visitas a clientes potenciales, a empresas con más o menos ganas de meterse en esta nueva internet donde está su consumidor, también hablando con Pymes; que una vez el intento, en darles una visión general de todo un poco: la nueva cultura de la web, la realidad del cliente 2.0, los riesgos, retos y oportunidades que ofrece hoy la red, la respuesta (el feedback de nuestro interlocutor) que recibo es de auténtica abrumación, incluso de saturación ante tal abanico de sitios e indicaciones que una organización necesita para tener presencia online satisfactoria.

Y entiendo su punto de vista:

  • salir bien parado en Google (si el target online está en este país) posicionamiento orgánico SEO y SEM. Y va a ser importante lo que sale de ti al buscar por las keywords primarias: la marca de tu negocio, el nombre de la empresa, los productos/servicios; como aparecer en los resultados al buscar un concepto directamente relacionado con su actividad
  • controlar (escuchar) qué se está diciendo de ti y tu entorno de influencia (monitorización de palabras clave)
  • selección estratégica de cuáles serán los entornos sociales donde habrá que sentar los campos base sociales, desde donde se ejecutarán las acciones tácticas a conseguir los objetivos
  • focalización en sitios clave de terceros o foros temáticos muy verticalizados, donde las opiniones allí tienen un fuerte impacto (comparadores, portales, concentradores de opiniones, etc.)
  • conseguir un estado de opinión favorable a los intereses de su negocio (saber ver y aprovechar oportunidades, como lidiar con los comentarios y publicaciones críticas y desfavorables)

Cada una de estas líneas de actuación contiene una gradación de posibilidades, que habrá que trabajar triangulando objetivos, recursos y tiempo. Todo esto racionalizado a la partida presupuestaria que la empresa/organización desee invertir en su presencia en internet, y sin tiempo que perder, antes que su competencia se haya posicionado mejor que usted en el mismo segmento de su mismo negocio.

Soy el primero en comprender el campo de acción donde compañeros comunicadores y un servidor nos movemos, y realmente es complejo. Pero quiero manifestar el suficiente coraje a aquellas personas y empresas que se encuentren justo con este sentimiento de miedo o duda, que emprendan este camino social sobretodo con sentido común, siguiendo dos preceptos realmente fundamentales y básicos:

  • fidelidad con su personalidad de marca, proyectando lo que realmente es, potenciando sus puntos fuertes y capitalizando las debilidades como fortalezas, sin ningún miedo. El temor debería tenerlo quien traiciona su marca comunicando a sus amigos, contactos y followers algo que no es
  • coherencia con la cultura e idiosincrasia del medio donde decida tener presencia, respetando las conductas que allí sean asertivas, técnica y socialmente (lenguajes, normas, netiquette…)
Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious