Sigo con la serie de PROtips que empecé, como consejos alpha, listos para ser usados de inmediato para mejorar la experiencia y el crecimiento dentro de la plataforma.

No descubro nada cuando digo que los medios sociales permiten proyectar una imagen distinta a la que realmente le corresponde a quien pertenece el perfil. Sea la cuenta de una persona o la de una marca, empresa, organización o producto, existe en internet la posibilidad de construir una imagen que se ajuste más a lo que le gustaría ser. Como medios de comunicación que son los medios sociales, heredan de sus antecesores tradicionales (prensa, radio, televisión..) la condición de poder emitir cualidades distintas a su propia ‘realidad’ más intrínseca, para ser percibidos de manera distinta por los demás: ser vistos como mejores personas, más informadas, más simpáticas.., también como marcas más deseables, como empresas más competentes, más serias, más competitivas.., o como productos y servicios mejores. Nada de esto es nuevo. Los medios tradicionales llevan creando personajes desde sus inicios, y también la publicidad y propaganda (como códigos de comunicación bien conocidos) resaltan cualidades de sus productos y personajes para que sean percibidos por los demás como elementos ‘más deseables’ y motiven su consumo.

Es un hecho evidente y puede aprovecharse (con responsabilidad) como una oportunidad. Pero, ¡cuidado! en no distar demasiado de lo que realmente eres como persona, como empresa o como marca. El excesivo alejamiento de quien y cómo eres en realidad, de la percepción de los demás sobre ti es la segunda causa de unfollow. Realzar lo bueno (sin mentir) no es malo.

En cuentas personales soy muy poco partidario de proyectar personajes irreales, ya que entiendo el medio como un sistema de comunicación e interrelación personal de confianza, por lo que me gusta encontrar lo que inicialmente me he imaginado.. a demás, a la larga, con personas acabas descubriendo verdaderamente quién hay detrás de un perfil.

En cuentas corporativas, de marcas o productos, sí podemos resaltar los valores que en otros medios quizá serían mucho más difíciles de comunicar. Los perfiles de comunicación corporativa poseen la magia de la marca, de crear ese imaginario intencional que sin decir nada puede que lo comunique todo. Twitter, y los demás medios sociales, ayudan a transferir valores muy personales a perfiles muy corporativos. Tienen la oportunidad de construir la personalidad que sea más afín a sus propios ideales como compañía con los de sus públicos objetivo.

En cualquier caso, mi consejo es siempre alejarse lo mínimo que se pueda del espíritu ‘real’ del ‘intencional’, ya que a la larga o a la corta, acabará por conocerse el desfase, y en ese momento deseará no haberlo simulado nunca.

Ir a descargar

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious