Como contaba en mi anterior reflexión, hay que trasladar (literalmente) la mentalidad de las relaciones que mantenemos fuera de la red, en internet pero -evidentemente- con los códigos y características propias del medio. Esto nos lleva a tener que tener en cuenta lo que, para mi, son las ideas fuerza para entender la importancia de tener que cuidar (y mimar) su reputación dentro de la red:

 

1) la información en la red es duradera
una información publicada sobre ti o sobre tu empresa, donde sea el lugar público en internet, permanecerá allí hasta que alguien o algo desplace, actualice o -en remoto caso- borre esa información. A demás añadiría que, aunque una persona modifique una información concreta, ésta puede que no sea actualizada de inmediato (ni mucho menos), debido a estar gravada en  uno o más servidores, mirrors, cachés e indexaciones de buscadores.

Para mi, ésta es una de las cualidades más importantes y que más destaco en mis presentaciones, para subrayar la necesidad existente (y que hay que tener muy presente) en controlar, mantener y mimar estas relaciones con los públicos internos y externos de nuestra empresa u organización.

Tenga en cuenta que si desarrolla un buen trabajo, vende unos buenos productos, sabe escuchar las críticas, y actúa con humildad y transparencia, evitará muchos posts y comments negativos.

 

2) la información en la red es libre
La información en internet que no se encuentra bajo nuestros dominios, está sujeta a sus autores (estén o no autorizados o capacitados). Por más que intentemos controlarla, no podremos. Es más, no debemos. Cualquier palabra escrita por alguien en su espacio web (blog, web, perfil, comment, etc.) -o incluso en el nuestro- debemos entender que es de su ‘propiedad’, y si necesitamos de su modificación, rectificación o eliminación, recurriremos al diálogo y entendimiento mútuo. De no ser así, el intento fracasará.

 

3) la información en la red es plenamente accesible
en un tiempo anterior al impacto de internet, el acceso a una información u opinión publicada en los medios tradicionales de comunicación (radio, prensa y TV) era fugaz. Un espacio en TV era visto por una gran audiencia, incluso podía tener su cola en prensa escrita, pero pasado un tiempo (quizá el día después de su publicación), el consumidor medio de este tipo de medios se iba olvidando del asunto. Muy poca gente recurría a las hemerotecas de los periódicos o los archivos audiovisuales de la TV o la radio.

Hoy ha cambiado. Cualquier persona, en cualquier lugar del mundo, desde su casa, lugar de trabajo, incluso desde su teléfono móvil, puede acceder a cualquier información suya o de su empresa u organización, sea cierta o no.

 

4) la información en la red se multiplica
volviendo una vez más al ejemplo contrapuesto del comportamiento de los medios tradicionales, cuando un oyente, lector o televidente quería opinar, complementar o ejemplificar una noticia (o cualquier otro tipo de información), tenía que recurrir a un complejo proceso de participación, poniéndose en contacto con el equipo de producción del medio/programa (cartas al director, llamadas de los oyentes, reportajes a testimonios…). En internet, la colaboración es aquí y ahora, urbi et orbe. Lo que empieza por una notícia, post, artículo, vídeo, podcast o fotografía, puede continuar su expansión por cualquier persona con un comment, link u otra noticia, post, artículo, vídeo, archivo de audio o fotografía; y así sucesivamente, retroalimentándose de vínculos de unos a los otros, subiendo a su vez su popularidad, y haciéndose cada vez más visible y relevante.

 

Estas cuatro cualidades son clave para entender la importancia que merece tener en consideración el importante canal internet.

 

[to be continued]

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious