Errores que pueden salir muy caros


Ya sabemos que los errores existen. Y de hecho, en muchas ocasiones han sido causantes, o iniciadores, de muchas crisis. Por eso hay que estar muy atentos a que no se produzcan (y se extiendan).

Antes de la revolución que ha supuesto Internet, un error de seguridad en cualquier lugar del mundo, no suponía más peligro que quien lo viera, del área geográfica más cercana, pudiera sacarle provecho para su propio beneficio, fuera cual fuese. Hoy, sabemos que no es así. Un simple error, como el que aquí presentamos de una importante entidad financiera catalana (también española), puede suponer un error fatal por la difusión/propagación que se le da en Internet.

En este caso, habría que darles un toque de atención a varia gente que trabaja en consultoría por la entidad en cuestión: usabilidad, programación, online PR, atención al usuario…

Habrá que ir poniéndose las pilas en observar qué contiene la red sobre su empresa.

Francesc Grau

Francesc Grau

Obrero de la comunicación 💬 CEO de Chatforce.tech 💡 y autor 📚 de libros, artículos y este humilde blog

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

Crisis dentro, crisis fuera (de la red)


 

Podríamos pensar que lo que ocurre dentro de nuestros locales, espacios de trabajo u oficinas sólo es visto por nuestros empleados. Y abrigados por un cálido sentimiento de ingenuidad, también podríamos llegar a pensar que si ocurre algo, sólo lo verán (o sabrán) los que estén allí en aquel lugar y momento. No es así.

Internet constituye un “universo paralelo” a la realidad. Lo que pasa dentro y fuera, la red se hará (o podrá hacerse) eco. Por ejemplo, un simple incidente en un centro comercial puede ser grabado por un visitante, simplemente con su teléfono móvil, y subido –casi en tiempo real- en Internet, en tan solo apretar un botón.

Esto mismo ocurrió ‘un sábado cualquiera, con más de 3.000 personas haciendo sus compras’, tal i como dice el usuario de YouTube en su comentario adjunto al vídeo que colgó. Se incendió una máquina de palomitas y a correr. En ese caso, los protocolos de evacuación y emergencia funcionaron, pero imagínese por un momento que no lo hubieran hecho. Un simple visitante hubiera podido grabar el pánico y la desorientación del centro y hoy todo el mundo habría visto online su inoperancia.

 

Por cierto, felicidades al centro comercial por la rápida actuación!

 

Francesc Grau

Francesc Grau

Obrero de la comunicación 💬 CEO de Chatforce.tech 💡 y autor 📚 de libros, artículos y este humilde blog

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

« Entradas anteriores