La cultura del aquí y ahora -tanto en contenidos en la red, como en las mismas redes sociales-, empiezan a dificultar algunas cosas importantes de nuestra sociedad del futuro, como la capacidad de atención de los jóvenes (ya nativos digitales) en una misma tarea más de 2 minutos.

Lo estuvimos hablando, en su día, con el dr. Sellas, profesor de la UIC de formatos digitales, con quien terminamos afirmando que ya demasiados alumnos, en la universidad (y usuarios en la red) son incapaces de atender a la lectura de un artículo periodístico más de unos pocos minutos. Discriminan por tiempo, no por interés.

Encuentro este factor muy relevante ya que el medio (el soporte), una vez más, está modificando nuestra conducta en hábitos orgánicos de nuestro ser.

Efectivamente, los contenidos más visitados (y usados) de internet son contenidos que no toman al espectador más de 3-4 minutos: tweets, posts (cortos), notícias (feeds), mensajes rápidos, vídeos youtube (<4’), fotos, comentarios a comentarios, replys

Sí que es verdad que venimos de una cultura periodísticamente que los periodistas llaman la ‘pirámide invertida’. Es la técnica con la que estan construidos todos los periódicos y noticiarios del mundo entero. Consiste en dar la información de más a menos importancia. Con sólo leer el lead de un artículo (el primer párrafo) ya conocemos la esencia de la información. De aquí que los periódicos se lean en diagonal (titulares + leads), las notícias en televisión se vean con una banda stream donde se concatenan los titulares mientras el busto parlante amplia las informaciones; que existan canales radiofónicos, televisivos y online de ‘breaking news’ 24/7, y que las informaciones profundas, reflexivas y de análisis sean discriminadas, aparcadas, minorizadas.

Parece que no hay tiempo. Pero, si lo hay para otros contenidos, o para estos más sintéticos. Paradógicamente, en un momento en que sabemos que tener la información es la clave, es cuando más la despreciamos y nos quedamos tan solo con su capa más epidérmica.

Internet nos acerca la información, nos permitiría profundizar, pero nos quedamos en titulares. Nuestras necesidades informativas han pasado de querer conocer unos pocos temas que nos afectaban (hace unos años) a querer conocer un poquito de los muchos temas que ahora (globalmente) nos afectan. ¿Es el curso natural? Los periódicos, hasta hace nada, no entendían de tiempo real, de información en bruto, pero hoy en internet, es lo que se demanda. ¿Cómo se combina con la ‘calidad’ informativa? ¿o es que el concepto de calidad ha mutado a tener información fresca en todo momento? ¿Cómo lo ve?

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

  • Pingback: Bitacoras.com

  • http://www.amaliorey.com Amalio A. Rey

    Pues a mi me preocupa lo mismo. Siempre habra gente que te dirá “adáptate o moriras” o que “eso no significa que sea un retroceso porque el cambio siempre es a mejor”. Un poco de determinismo tecnológico para que evaporar los referentes. Hemos ganado en muchas cosas. El acceso al conocimiento es mucho más democratico y libre. La variedad de fuentes es extraordinaria. Pero tambien es cierto que nos estamos metiendo una prisa y una ansiedad en el cuerpo que no es nada sana. La cantidad se devora a la calidad, y eso es evitable si aprendieramos un poco. Hay un monton de problemas que necesitan una lectura sosegada y profunda que no cabe en 140 caracteres. Seguiremos hablando de esto seguramente….

  • http://tonisellas.cat Toni Sellas

    Francesc, gràcies per la referència. Sí, és un tema del qual cal estar pedents. No sé fins a quin punt el tipus de consum mediàtic d’avui dia entre els joves, tant de píndoles, tan fragmentat, afecta el cervell. Els experts ja ens ho aniran explicant. Però sí que en el meu dia a dia amb els alumnes puc veure com té conseqüències. No les qualifico, només les certifico. Efectivament, els costa retenir l’atenció en una lectura llarga, durant temps. I el raonament abstracte, també. Així com escriure correctament. I estic parlant d’alumnes de Comunicació Audiovisual, de Periodisme, de Publicitat. Ara, per contra, tenen una capacitat d’imaginació visual molt interessant. I són molt multitasca. Veure’ls en acció és molt interessant.

  • Pingback: Crosstalent: a David Solana le faltan palabras « e-Tourism

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » ¿Por qué a la gente le gusta tan poco recibir publicidad?