netiqueta_phubbing

Cerca del 90% de la población mundial tiene un móvil en sus manos. Y lo tiene durante 90 minutos al día (o lo que serían 23 días al año..). Y claro, a nadie se le escapa que el pensamiento de muchos (sobretodo offliners) esto puede comportar una cruda paradoja: a mayor socialización digital, podría comportar una menor socialización no-digital (o off-line), incluso un problema de atención a quienes tenemos delante en beneficio de los de “dentro el móvil”. Este fenómeno tiene nombre y es conocido como phubbing.

En realidad estamos hablando una “netiqueta social”, la manera cómo debemos gestionar la relación de los contactos presenciales con los digitales cuando coinciden en un espacio-tiempo.

La propuesta de esta “netiqueta social” para combinar estas relaciones con personas que tenemos delante con las que tenemos a través de un dispositivo móvil, es la que comparto hoy en DiariARA y quiero hacer extensiva aquí:

  • tenemos que hablar de “netiqueta social” porque podemos tener interrupciones originadas en dispositivos digitales que pueden ser priorizadas por delante de la actividad que tengamos físicamente delante con otras personas
  • es bueno conocer primero tus interlocutores presenciales. Saber de su personalidad y preferencias ayudará a conocer quién tienes delante i cómo extremar determinados comportamientos en diferentes casos, evitando situaciones incómodas
  • ser consciente de las características contextuales del momento en el que estás (día de la semana, momento del día..) y sitio en el que te encuentras
  • conocer si hay temes que pueden requerir de una mayor prioridad a las personas que tienes delante, para cruzarlo con las dos anteriores: interlocutores y características contextuales


Sabidos estos principios, en términos generales aconsejaría:

  1. tratar el dispositivo como un interlocutor más, con un rango inferior a los presenciales
  2. priorizar los presenciales el mayor tiempo posible
  3. interactuar responsablemente durante el tiempo que compartimos con otras personas presentes no es nada malo (a veces se puede llegar a demonizar..). Lo malo es hacer abuso hacia el dispositivo en detrimento a quien nos acompaña
  4. intentar hacer pasar el dispositivo lo más desapercibido posible (silenciar sonidos, vibraciones y ponerlo en sitio discreto)
  5. consultar actualizaciones en el dispositivo lo mínimo posible
  6. interaccionar lo estrictamente necesario
  7. aprovechar breves momentos de desatención ajena o soledad para interaccionar y no molestar a nadie, si es necesario

 

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious