Una buena política de prevención de crisis en las empresas es un material preciado por los que conocen su poder. La fuerza de conocer la respuesta adecuada y capacidad informativa de poseer unos canales sólidos de comunicación entre la organización y sus públicos principales, es clave para superar cualquier crisis que afecte a la empresa, desde el momento de la ignición hasta en tiempo posterior de recogida de las cenizas de la reputación online que habrá que tratar.


Es muy habitual en nuestras empresas que la labor vertiginosa del día-a-día, lo urgente quite prioridad a lo realmente importante. Evidentemente: error. La proacción en la planificación de planes de crisis será absolutamente clave para la rápida salida del conflicto y recuperación de vuelta a la normalidad, y estabilización de la percepción de la imagen corporativa.


La posibilidad que nos brindan hoy los medios sociales para tejer buenas relaciones de confianza, entre la organización y su entorno de stateholders no puede, ni debe, pasar desapercibida por los responsables de comunicación corporativa. No pretendamos que cuando surja el infortunio y tengamos la necesidad imperiosa de buscar complicidades con ciertos públicos de interés, nos vean como alguien conocido o con quien confiar si aún no nos conocen (ni tan sólo nos hemos presentado!) porque hemos estado ‘demasiado ocupados’ con tareas urgentes. Será en este momento cuando valoremos lo importante que es avanzarnos a los acontecimientos, planificar proactividades a favor de tender puentes de diálogo, sin prisas ni presiones, y haberse ganado su confianza, para que entonces, puedan ser aliados y embajadores de nuestra marca (si lo consideran).


Francesc Grau

Francesc Grau

Obrero de la comunicación 💬 CEO de Chatforce.tech 💡 y autor 📚 de libros, artículos y este humilde blog

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious