Antes que nada, quiero resaltar algo que nunca debemos olvidar, y es que los blogs y las redes sociales son entornos originariamente personales y nada pensados (inicialmente) para el negocio, justo lo contrario para lo que las queremos hoy. Pase lo que pase, son espacios para el encuentro entre personas, y es eso lo que tenemos (al menos) que asegurar: relación y atención personalizada. Si esto atrae a las ventas, será perfecto.

Dicho esto, avancemos!

Tampoco debemos dejarnos ofuscar con el solo, aunque sí espectacular, caso de éxito de Dell y sus $6,5M de ingresos generados vía twitter. Seguramente podríamos dar algún que otro caso parecido (aunque no tan vistoso y declarado), pero preguntémonos ¿cuántas empresas y compañías hay en internet que quieren vender producto y servicio? Se atrevería a decir que
porque unos poquísimos casos han encontrado la panacea para sus ventas en medios sociales, éstos son el canal ideal para las ventas? En mi humilde opinión: no. Al menos de momento.

Y tengo mis razones:

  • los medios sociales son, técnicamente, medios de relación e interlocución. Se basan en los principios de las relaciones públicas, y no del comercio o la publicidad. Son el boca-oreja, el consejo, la opinión, la prescripción; no, en cambio: el imperativo, la persuasión, la venta, el intercambio remunerado de productos y servicios
  • su gran novedad (estamos a tan sólo 2 años escasos de su masificación en EUA y uno en Europa y España) conlleva incertidumbres, falta de confianza (pensemos que el comercio electrónico aún hoy no ha superado las expectativas que se le pronosticaron hace más de 10 años…)
  • la naturaleza del soporte social (la plataforma en sí misma: twitter, facebook, linkedin) están pensadas para hablar, discutir, agrupar, mostrar, valorar… pero no como plataformas de puro e-comerce (al menos de momento)
  • la cultura en las empresas, y las personas, aún no es suficientemente madura para delegar la fuerza de ventas a estructuras sociales

Por lo tanto, los objetivos concretos que podemos esperar de los medios sociales los apuntaría hacia donde nos pueden aportar más valor, y donde éstos tiene una posición claramente fuerte y competitiva: la creación de confianza (entre marca y producto), la comparación de productos, la discusión entre opciones y características, el asesoramiento personalizado,… En este sentido, también empieza a haber algún que otro ejemplo que explora esta vía, a mi modo de ver, mucho más coherente con la naturaleza del medio: el Twelpforce de BestBuy. Seguro que tardará un poquito más en ver resultados (obviamente: son relaciones públicas), pero cuando se ganen a su público, el valor humano del tu-a-tu, su éxito será indudable.

De todo esto, y un poquito más, lo hemos hablado hoy en el 1r barcamp ecommerce en Barcelona, a quien debo agradecer a la organización la invitación a participar y permitir que diésemos nuestra visión sobre el sector.

Y usted, ¿qué opina al respecto? 🙂

Blog Widget by LinkWithin
Avatar

Francesc Grau

Obrero de la comunicación 💬 emprendedor tecnológico 💡 y autor 📚 de 2 libros sobre cultura digital

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious