privacid

Permíteme que me avence: no. Estamos cogiendo una borrachera de entornos sociales (grupos, foros, twibes…) que creo que no nos da ni tiempo a la reflexión sobre lo que estamos haciendo con nuestras vidas :-o No soy alarmista (ni quiero convertirme en ello ;-) ) pero, ¿qué pretendemos hacer con todo el crossing relacional descomunal que estamos tejiendo? grupos públicos y privados de chorradas en redes sociales estrictamente profesionales (LinkedIn, Xing, o Yammer, por ejemplo) para conseguir quién sabe qué, grupos profesionales de empresas en redes de intereses estrictamente personales (Facebook) a modo de extranet en espacio ajeno…

Esta encrucijada de información y relaciones con gente, conceptualmente tiene un principio muy bonito: la interrelación horizontal de personas (perfiles) sin ningún tipo de barrera ni obstáculo. Perfecto. Pero vayamos a poner un poco de raciocinio: ¿qué hace un programador de una compañía actualizando el estado de ‘su facebook’ con un comentario despectivo sobre su trabajo, que minutos después leerá su CEO que lo tiene como amigo en el grupo de la empresa? (ya no digo, contacto directo). O un director general viendo en los destacados de facebook una foto en bikini de la responsable de proyectos de su competencia, comentada por otro ‘amigo’ que la tiene agregada en su lista de amistades…

Existe un baile desbocado, a distintos niveles (relacionales, legales y preferenciales), de retos que tendremos que ordenar si queremos progresar adecuadamente.

Relacionales

  • ¿queremos realmente mantener contacto/relación con 500 followers en un lado, 300 amigos en otro, 200 contactos a otro?
  • ¿banalizamos el concepto clásico de relación?, ¿o realmente hoy le estamos sacando todo el jugo al término?
  • ¿estamos preparados para dominar y gestionar la delimitación de los espacios de privacidades por cada una de ellas?

Legales

  • ¿podrá algún día la ley regular este complejo y enredado nudo de intereses yuxtapuestos y opuestos?
  • ¿protegerá la justícia contra el ciberdelito, tan sólo a nivel personal (suplantación de identidad, cyberbulling, vulneración de derechos fundamentales)?

Preferenciales

Existe hoy un gran número de usuarios que no tienen configuradas sus preferencias de privacidad, en las distintas redes sociales donde tienen perfil, quedando expuestos a la voluntad de terceros

A parte de ser un posible generador de errores y malentendidos, es un claro afectador de la reputación online personal y corporativa. Nido de comentarios cruzados, visualizaciones indebidas y comentarios pseudo-privados, el caos relacional está servido :-)

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

  • http://www.seniorm.com/ Senior Manager

    El networking virtual es imperfecto, eso está claro, y las redes sociales aún no son aprovechadas de forma útil y profesional debido a que pueden parecer un juego en el que no hay reglas y en donde hay que aprender por ensayo y error.

    Por otro lado ya la amistad ha quiedado de lado y han surgido los contactos, en donde tampoco importa la edad ni la apariencia, sino la inmediatez y los intereses comunes, así que, coomo humanos, tenderemos a hacer lo que mejor sabermos hacer: “jugar”. Si lo analizas en profundidad, las redes sociales han tenido éxito por ser “divertidas” el resto de razones quedan a un lado. Así que nos hemos avocado al extraño juego de la comunidad, en donde no sabemos que hacer y por eso hacemos lo que hacen los demás.
    SM

  • http://www.francescgrau.com FGrau

    @SeniorManager cómo sabe :-) es realmente curioso ese dato que aporta de suma importancia: “las redes sociales han tenido éxito por ser “divertidas” el resto de razones quedan a un lado”. ¿Realmente cree que el poder y potencial relacional queda desplazado por el ‘gozo comunitario’? Muy interesante. Profindizaremos en ello… gracias!

    Francesc

  • http://www.mariajesusalonso.net/ mjalonso

    Francesc estoy totalmente de acuerdo contigo, de hecho, considero que ahora mismo nos encontramos en una etapa de experimentación de los medios sociales.
    En ocasiones, se pierde de vista o peor no existe un objetivo por el cual estar presentes en ellos, por lo que lo único que se genera es ruido y muy molesto en el medio.
    En general no se tiene consciencia de la repercusión de publicar un mensaje en cualquier medio (como el caso de la esposa del director del MI6 y facebook).
    Creo que una buena educación digital es imprescindible y un buen criterio y raciocionio a la hora de saber qué publicar también.

  • http://www.francescgrau.com FGrau

    @mjalonso este ‘molesto ruido’ generado por informaciones y relaciones irrelevantes que comentas, es lo menos! El caso de Sir John Sawers (MI6) es un claro ejemplo en que su consorte no tenia nada claro el tema de sus privacidades dentro de la red social facebook y saltaron chispas!

    Igual como en la vida real, necesitamos de tiempo para educarnos conjuntamente en las artes de la red, y saber cómo enfrentarnos a los retos relacionales del día a día (http://blog.francescgrau.com/mama-tengo-miedo-a-los-comentarios-negativos…)

    Un saludo!
    Francesc

  • http://www.albertovicente.com Alberto Vicente

    Es cierto que no somos del todo conscientes de lo que acarrea para nuestra identidad digital la subida indiscriminada de información personal, y también es cierto que tardaremos un tiempo en tener claros los límites de qué puedo poner y qué no debo poner en la red. Tiene mucho que ver con la brecha digital.

    La carrera por tener más followers, más amigos, etc, creo que surge al principio de todo. Uno tiene muchos conocidos pero menos amigos y a cada uno les irá dando su espacio. No todas sirven para todo ni nos sirven a todos igual.

    Y además: no hagas en la red no lo que no harías en otros sitios…

    Un saludo!

  • http://www.prestigiaonline.com/es/nosotros/veronica_aimar Verónica Aimar

    Hola Francesc: justamente hoy releía el libro de Víctor Gil, Coolhunting, para preparar uno de mis posts, y me daba con ésto:

    “El fenómeno de la Web 2.0 no surge de la nada….. . La gente ha encontrado en muchos servicios 2.0, y en especial en las redes sociales, fórmulas para mitigar las consecuencias del individualismo extremo imperante… cabría destacar la soledad, la ausencia de referentes en los que basarse o la agustia que porduce el saber que estamos a los mandos de nuestro propio destino (el miedo a la libertad, a través de la cual E. Fromm explicaba el auge del nazismo)

    Inicialmente, la Web 2.0 supuso una válvula de escape para estas tensiones provocadas por el individualismo, pero poco a poco está consiguiendo hacer que el péndulo de las tendencias se mueva en la dirección contraria, hacia el comunitarismo.”

    Me parece apasionante y ligado a lo que plantea SM; lo de jugar. Aunque creo que siendo adultos podríamos asumir poco a poco, más responsabilidades y ser conscientes de, por ejemplo, el tema que planteás, la privacidad. Este juego ya ha crecido y evolucionado hacia otros campos, con los que no se juega tan “sin reglas”. Comenzar a delimitarlo, aunque no por ello, a limitarlo.

  • http://www.stephanfuetterer.com Stephan Fuetterer

    Hola Francesc,

    Creo que esto que te preguntas todos nos lo hemos planteado alguna vez. No puedo evitar ciertas sonrisas al leer tus ejemplos, pero es que las situaciones que describes son absolutamente realistas y por ello cómicas y hasta esperpénticas en algunas ocasiones (sin ir más lejos: personas que han sabido a través de facebook que su pareja tenía el divorcio en mente). En cierta forma es divertido, pero también puede resultar crítico.

    Educar, educar, educar, esa es la clave. Plataformas como facebook tienen unos niveles de configuración de preferencias de seguridad realmente impresionantes. Eso sí, hay que echarle un ratito. Yo, por propia opción, prefiero dejarlo todo abierto y tener cuidado con lo que subo. Pero tratemos de educarnos a nosotros mismos y a los que tenemos a nuestro alrededor. Y como no: aplicar el sentido común (si es que lo tenemos) en nuestros post. Debemos tener claro “quién nos está mirando”

    Un abrazo,

    S.

  • http://www.francescgrau.com FGrau

    @AlbertoVicente, no sabes cuánta razón tienes en ‘no hagas en la red no lo que no harías en otros sitios’. Una de mis máximas (y no descubro nada) es aplicar el sentido común responsable a lo que haces. Ni más ni menos. Así, CASI todo tiene su respuesta :-)

    @Verónica, precisamente en esta ‘delimitación’ (que como comentas, no limitación) reside el problema. Si ya hay montón de usuarios a los que conozco que les es difícil gestionar su cartera de contactos fuera de internet, no pretendo que lo sepan hacer dentro de la red.

    Y sí que creo también que todo es fruto de esta regla vital del péndulo y la corrección hacia el equilibrio. El arranque/inicio de cualquier cosa tiene un auge incluso desmesurado. Una vez alcanza un cierto nivel de madurez, su trayectoria se corrige hacia una dirección de sostenibilidad y ‘normalidad’, para que pueda sostenerse un cierto tiempo, hasta su etapa de declive, donde nace otro elemento que compensa al primero. Es la naturaleza :-)

    @Stephan, sin duda, aprendizaje. Pero vuelvo a remitir este sentido común que tu también aludes, como principio de simplicidad, de no-obstrucción y también precaución (configurando correctamente la sección de privacidades ;-)

  • http://ComunidadMarketing.com Alejandro Amo

    Ante todo,

    Francesc, un paso por delante y un más profundo que las masas, como siempre; tu sentido común y capacidad de observación anticipada son una apuesta segura en todo momento y para todo proyecto.

    Al que estudia, se le nota.

    En segundo lugar:

    No se si os pasa, pero yo me fascino cuando veo las tremendas diferencias de percepcion que tienen los humanos sobre este tema (y sobre tantos otros).

    Veamos:

    Ante la afirmacion:

    ‘ las redes sociales han tenido éxito por ser “divertidas” ‘

    como soy de marketing voy a hablar de nichos, por lo que yo digo:
    “depende del nicho”. Y voy a reflejar tres casos bien distintos.

    UNO
    si hablamos de forma corporativa y “seria”, estamos hablando de construir un branding, de desplegar una escucha activa para monitorizar y custodiar nuestra reputacion personal y corporativa online, de ofrecer valor añadido al servicio postventa de una empresa… etc.

    En ese segmento, dudo que interese para nada la diversión.

    DOS
    si hablamos desde el punto de vista publicitario, estamos hablando de generar un momentum, una masa critica, un colectivo de fans que nos siga alla por donde nuestra marca aparezca, sea facebook, twitter, o lo que sea.

    El objetivo aqui es conectar con un target, generar una base de gente capaz de responder con fidelidad ante las propuestas y ofertas de nuestra marca, insertarla en sus vidas como un elemento más del dialogo habitual…

    …y todo ese rollo que sé que a veces cuesta de entender.

    En este sector, hay profesionales de la publicidad, copywriters, diseñadores, etc, que efectivamente en algunos casos buscamos DIVERTIR al target, como parte de la estrategia. Los virales son un gran ejemplo.

    PERO, ¡eso no quiere decir que lo estemos pasando en grande nosotros!; es trabajo, nos apasiona, pero no es un juego tal y como puede que lo entienda el grupo numero tres…

    TRES
    “El resto”: Bien podemos hablar los clientes potenciales, de los clientes satisfechos, de los clientes insatisfechos, o del 80% de personas que usa y abusa de las redes sociales para matar su tiempo haciendo el tonto, porque está algo idiotizado (siento ser tan duro pero me gusta ser realista).

    Aqui entra el caso que comenta Senior Manager, y como muy bien dice él, simboliza el “exito” de las redes sociales como elemento que se ha introducido rapidamente en la vida de todo ser humano y ha tenido gran impacto.

    Pero si hablamos de efectividad y utilidad real, la cosa cambia.

    Esa clase de “éxito” no es el que estamos buscando los que nos movemos en ambiente corporativo/comercial/etc.

    En este grupo, que supone la mayoria de usuarios, creo que encaja ese sentimiento que comenta @Veronica acerca del individualismo, y otros posibles procesos que el ser humano esta sufriendo ahi fuera, quizas porque el sistema educativo jamas se preocupo de la *educacion emocional* del individuo

    Mas cosas:

    Suscribo totalmente con que no se aprovecha el potencial de las redes sociales, profesionalmente hablando.

    Y es que el sentido común es el menos común de los sentidos.

    Estamos viendo mala praxis en compañias lideradas por gente hecha y derecha, que me temo que tambien se han distraido un poco del objetivo principal, y han confundido la herramienta (social media) con la estrategia (una visión, una postura definida, y un plan de accion 2.0 coherentes entre sí)

    Desde que perdí una cuenta “porque mi número de followers en twitter no superaba los XXX”, creo que vamos a ver todo tipo de errores masivos con grandes lecciones para aprender después…

    Quiero decir que pasara algo así como el batacazo de las puntocom, cuando no se utilizaba marketing de repsuesta directa en internet y solo se hacia branding masivo.

    La distincion entre ambos tipos de marketing costo millones y/o la quiebra a muchas empresas.

    Es posible que necesitemos algun batacazo similar para acabar con esta etapa de adolescentes y pasar a la etapa de adultos.

    Sin duda hace falta educacion de tipo etico, de tipo moral, y de tipo tecnico.

    Sin ir mas lejos, la informatica en si siempre ha traido este tipo de problemas a las masas, que no son capaces de pararse a reflexionar, aprender, etc; y luego se quejan de que “es malo”, “no funciona”, “es un timo”, “deben censurarlo”, y chorradas por el estilo…

    Esta es mi visión combinada de los puntos que habeis expuesto hasta ahora.

    PD.: Como viene siendo habitual, publicaremos tu artículo en ComunidadMarketing.com, es un excelente trabajo :)

  • http://www.francescgrau.com FGrau

    @Alejandro, tus puntuales explicaciones aportan más valor a la entrada, y sin duda la completan con tu visión de marketing.

    Una de las claves para conseguir ese “éxito” que nombras sin duda es poder medirlo y presentarlo al cliente. Muchas de las campañas que se están realizando a día de hoy, en medios sociales, carecen de esta importante pieza del engranaje. Los #socialmedia son jóvenes. Nosotros, también (en la profesión ;-) ). Todos tendremos que avanzar hacia la dirección que creamos óptima cara al canal y los buenos resultados obtenidos, para seguir invirtiendo en ellos.

    Gracias por tus reflexiones!
    Un saludo!

  • http://jaimeizquierdo.blogspot.com/ Jaime Izquierdo

    Hola Francesc,

    Había guardado como favorito el tweet que traía a tu post, y llego a él ahora que estoy buscando fuentes para una próxima conferencia… más vale tarde que nunca.

    Tu reflexión me parece plenamente acertada, y además estoy muy de acuerdo con los diversos comentarios que también tratan de poner sentido común a la locura de los medios sociales.

    Para mí el principal problema es que “la gente” (en general) entra en web 2.0 sin ningún plan previo, y eso les deja al pairo. Así como del comentario de Alejandro Amo ya se ve que las empresas que entran antes desarrollan un una estrategia de lo que quieren hacer, los individuos también deberían tener lo que me gusta llamar un Plan de Presencia en Red. Siguiendo los comentarios de Verónica, Senior Manager y Fuetterer, la clave es disfrutar pero con conocimiento de causa, y por eso mi empeño no se centra en formar en las herramientas, sino en capacitar en las competencias. A mí me salen exactamente ocho, y prácticamente todas ellas salen implícitamente en tu entrada y en los comentarios:

    1. Iniciativa
    2. Conexión (Gestión de los Contactos)
    3. Gestión de la Transparencia
    4. Gestión de la Información
    5. Control del Tiempo
    6. Visión Global
    7. Aportación
    8. Gestión de la Incertidumbre

    Estas competencias personales tienen una traslación al mundo de la empresa: Iniciativa -> Estrategia, Gestión de la Transparencia -> Comunicación, etc. pero además surgen otras dos:

    9. Inteligencia corporativa, para conseguir que los empleados que están en medios sociales sean capaces de comunicarlos valores de la empresa de forma natural (sin ser forzados – tiene mucho que ver con la comunicación interna y la política de recursos humanos), y
    10. Constancia. Un individuo puede desaparecer o dejar de controlar su reputación online seis meses y no pasa nada; una empresa, me temo que no.

    Si no lo has hecho aún te invito a visitar http://www.competencias20.com o el blog, donde voy desarrollando estas Competencias 2.0.

    Gracias por la oportunidad de comentar y un saludo muy cordial,

    Jaime

  • http://www.francescgrau.com FGrau

    @Jaime, nunca es tarde para un comment! ;-)

    Me gusta tu ámplia reflexión, y me gustaría profundizar en el 8o punto: gestión de la incertidumbre. Creo que efectivamente es uno de los puntos clave en el management de ideas e información de manera pública, como pasa en la web 2.0. Seguiremos hablando sobre este punto, bien seguro X-)

    Saludos!!
    Francesc

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Las redes sociales presentan los primeros síntomas de jurado popular

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » ¿Debe, realmente, todo el mundo estar en los medios sociales?

  • Pingback: Marca personal y marca profesional: ¿juntas o separadas? (I) | Blog-o-corp. Blog de Cristina Aced