Desde su blog, Miguel abrió una de las (muchas 😉 ) cajas de truenos de la blogosfera: la difícil relación entre las agencias de comunicación y publicidad, que intentan buscar dónde están hoy las audiencias de sus clientes, con el libre (y sin agobios) derecho pensador a la escritura de un blogger.

Ciertamente las agencias están descubriendo en los bloggers un nuevo canal para conectar sus clientes con sus targets, pero algunos (muchos) de estos profesionales dan por sentado que la mayoría de los bloggers accederán a publicar lo que se les sugiera, evocándolos a actuar acorde a un simbiótico perfil mezclando rasgos periodísticos (objetividad) con soporte claramente publicitario (prescripción).

En el post al que me refiero, Miguel repasa, en dos bloques de argumentos, algunos de los puntos de vista de una agencia en los que se equivocan en el enfoque hacia los bloggers, y por otra parte, su visión sobre este fenómeno que va in-crecendo.

Mi opinión al respeto (y así lo expresé), estamos en un mundo online sin reglas escritas, instigadas por un cierto ‘sentido común pseudo-colectivo’. Y dada la brutal saturación de medios y soportes, no todos los individuos se comportan de forma asertiva ante sus públicos de interés (sean los bloggers para las agencias).

Cuando se plantean tal situaciones, sea por pasiva (como blogger) o por activa (como profesional en agencia, y oidor de este tipo de campañas por indicación expresa de un cliente), mi humilde opinión es la siguiente:

  • cada agencia abordará como crea (o como sepa) las relaciones comerciales con sus colaboradores (partners, periodistas, freelance, bloggers). A mejor respeto y personalización hacia el destinatario, mayores ‘resultados’ a sus objetivos. Cuando más brutos, se les penalizará por una simple razón humana (ya no bloggera)
  • cada blogger tratará como crea (o como sepa) las relaciones comerciales entrantes. En función de la personalidad/rol que adopte en la red, declinará o aceptará (con sus condiciones, o sin ellas) lo que le exijan 😉 o propongan. Sólo él es amo y señor de su blog y su propios planes de financiación.

Creo firmemente que vivimos en una atmósfera (online) gravitacional que todo cae por su peso, y nuestra intervención tiene que simplemente dejar fluir a la reputación cada uno se labre.

Tengo que añadir, que desconozco con exactitud desde cuándo existen gabinetes de prensa, pero usted sabrá tan bien como yo que, aún -a día de hoy-, algunas de sus prácticas profesionales con agencias y periodistas responden a verdaderas barbaridades. Quizá exigimos a esta internet social una rapidez de aprendizaje que no tendrá, ya que como todos los otros fenómenos que se han acaecido en esta vida, necesita de su período de razonable maduración.

Blog Widget by LinkWithin
Francesc Grau

Francesc Grau

Obrero de la comunicación 💬 CEO de Chatforce.tech 💡 y autor 📚 de libros, artículos y este humilde blog

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious