Apreciado David,

quiero dirigirte un post y unos tweets, para agradecerte, aunque fuera de forma totalmente involuntaria, tu contribución a la mejora de todos en la comunicación online a través de los medios sociales.

Sinceramente, me supo mal por ti que tuvieras que pasar por los dos affairs con los que tropezaste en twitter (#turismobisbal y #prayforjapan). Estoy convencido que en ambos no hubo dolo alguno y actuaste con naturalidad y lo mejor que supiste. Pero internet es así y la bravura del directo no perdona. Encontraste en cada uno duras piedras en el camino por no conocer la cultura del medio de comunicación y relación en el que –también– vives. Los usuarios son buena gente pero son muy suyos, y defienden a capa y tweet los valores que prevalecen en este mundo online.

Pero el linchamiento que se armó contigo no fue en vano, David. Algo ha cambiado en el sector después de las 2 crisis sufridas en twitter.

Por un lado, (1) has popularizado (aún más) la plataforma a niveles inimaginables. Provocaste que la noticia se colara en multitud de medios de comunicación tradicional (TV, radio, periódicos…), y llegara hasta las conversaciones de café más mundanas e interdepartamentales en toda clase de organizaciones; incluso se habla de ti en dirección general y alguna que otra presidencia de grandes compañías 😀 profanas hasta entonces del impacto real que podía tener twitter.

Y por otro lado, (2) has conseguido insertar una alerta preventiva sobre la verdadera vulnerabilidad de un trabajo ligero de comunicación en twitter, y los medios sociales en general; muy necesario en los tiempos que vivimos, dada la vulgaridad y falta de rigor a la que se está llegando, a la hora de seleccionar con responsabilidad a los profesionales gestores de comunidades online. A raíz de tu experiencia, van a evitarse muchas crisis, de veras.

Tengo que confesar que es una pena que no haya un interés previo, por parte de gran número de celebridades, y personajes más o menos famosos, en informarse y aprender antes la cultura específica de este nuevo país sin fronteras que es el online, exponiéndose a pecho descubierto y teniendo que pasar por situaciones públicas lamentables, como la tuya, aún conociendo, de toda la vida, la fuerza de los media. Publicar algo en internet, aunque sea desde tu móvil, en casa sentado en el sofá, o mientras desayunas, no es ni mucho menos un acto privado entre tu y tus fans, sino algo muy público.

Finalmente, espero que de estas situaciones hayas podido sacar una buena parte de conocimiento al respecto, y te deseo la mejor de las presencias en internet posibles!

Atentamente,

Francesc

[photo by tonicampomar]

Blog Widget by LinkWithin
Avatar

Francesc Grau

Obrero de la comunicación 💬 emprendedor tecnológico 💡 y autor 📚 de 2 libros sobre cultura digital

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious