Cuando escribí el Twitter en una semana, realmente lo que tenía en la cabeza no era como usar una fantástica herramienta online, como es Twitter, sino que fue una de las primeras expresiones sobre cómo puede entenderse la gestión del tiempo real en internet.

Twitter nos ha enseñado mucho con muy poco. De hecho, ha cambiado la manera como las personas nos percibimos e interactuamos dentro del entorno digital. Y lo ha conseguido, no sólo por la propia herramienta en sí misma (que también), sino por el compendio de elementos novedosos (en aquel momento) e inherentes en el sistema que proponía de comunicación y relación entre usuarios. Sus principales características visibles y obvias de brevedad, inmediatez, facilidad de uso, globalidad y mobilidad en su acceso, versatilidad con aplicaciones y gratuidad; han propiciado el frescor y desenfado comunicativo, una gran capacidad de movilización social, la igualdad de oportunidades y un acceso a la comunidad mundial para cualquier individuo con acceso a la red… pero sobretodo: el tráfico de mucha información y la extensión de las capacidades de inter-relación personal.

Pero puede que una de sus grandezas haya sido precisamente darnos este poso cultural digital, el permanente contacto online, el conocimiento de algo o alguien en cualquier momento. Ahora son muchas la herramientas que permiten la gestión de este tiempo real, cada una a su manera, pero todas parten de un mismo punto de partida, y le siguen sus pasos.. 🙂

[foto by russrobinson]

Blog Widget by LinkWithin
Avatar

Francesc Grau

Obrero de la comunicación 💬 emprendedor tecnológico 💡 y autor 📚 de 2 libros sobre cultura digital

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious