De relaciones ha habido siempre y hay de muchos tipos, aunque nunca habían interesado tanto y a tanta gente como ahora. La búsqueda y captura, a través de su digitalización, de estas relaciones, ha suscitado el interés de la comunidad online y empieza a hacerlo, también, el resto de personas sin tanta actividad en la red. El poder de cristalización de toda la actividad de una persona u organización en internet (y su posterior encuentro) ha levantado el interés de los usuarios en tejer sus relaciones en diferentes espacios sociales.

Muchos de estos espacios sociales a los que estamos no permiten escoger el tipo de relación que queremos. Redes sociales como Facebook o LinkedIn requieren de confirmación del contacto al que se le solicita amistad. Twitter, por el contra, no exige esta bidireccionalidad. Precisamente este motivo refuerza mi predilección por este sistema de comunicación, y permite que defienda mi tesis sobre porque creo en las relaciones bidireccionales, y más (y sobretodo) en twitter.

Para mi, es una filosofía de vida, online y offline, basada en la humanidad, más que en el puro interés (que también existe, por supuesto), pero prefiero relacionarme con personas que generan contenidos de interés, que no con contenidos (más o menos) de interés generados por anónimos.

Esta forma de entender las relaciones humanas la empecé viendo, de pequeño, a mis padres quienes regentaban un duro negocio familiar dedicado a la compra-venta al por mayor de frutas y verduras. En casa, siempre que se podía, se devolvía el consumo preferencialmente a aquellos quienes también compraban en el almacén de mis padres. Cerrando, en cierta manera, el círculo de confianza y sustentación económica entre negocios y personas. Es un comportamiento lógico, ¿no?

Si usted viene a mi blog, yo vendré al suyo. Si usted me sigue, yo también intentaré hacerlo, siempre que no sea usted un bot ;-) , publique spam o falte a los valores de conducta que considero ‘correctos’.

Lo veo un comportamiento (1) coherente con mi personalidad y modo de ser, (2) con mi profesión (estar atento a aquellas novedades que puedan afectar a mis colaboradores y clientes con quien trabajo), (3) con mi disciplina de trabajo (las relaciones públicas, bien llevadas, requieren de la predisposición a la bidireccionalidad) y (4) con la cultura de colaboración proactiva de la red en estos tiempos contemporáneos de web 2.0.

[photo by othersiteofglen]

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

  • Pingback: mktfan.com

  • http://latwitteraenmascarada.tumblr.com Alicia

    Como comentábamos el otro día, las relaciones bidireccionales no salen de la nada, se van construyendo.

    También hay que tener en cuenta que celebrities o empresas no pueden mantener una bidireccionalidad real, debido a la enorme cantidad de mensajes que reciben. Aunque en el caso de las empresas, se podría exigir que como mínimo respondieran a las preguntas… ;)

  • http://www.francescgrau.com FGrau

    @Alicia, dos afirmaciones muy ciertas: (1) las relaciones bidireccionales no salen de la nada, hay que cultivarlas, y (2) la ayuda en personajes que concentran gran actividad online. En este caso, claro está por mi parte, deberían de contestar, al menos, a quines se molestan en dirigirles la palabra… :-]

  • http://robertocarreras.es Roberto Carreras

    Excelente Francesc! y qué importante es recordar la importancia de visitar nuestros blogs mutuamente, los unos a los otros, y así potenciar la calidad de la conversación más allá del lector de feeds o de los 140 caracteres.
    un abrazo

  • http://albacortada.wordpress.com Alba Cortada

    Sin palabras con el último párrafo! Muchos de los que se consideran gurús tendrían que leerse este post. He dicho… :D

  • http://www.danigamez.com Dani Gàmez

    Brillant.

    Sense més comentaris

  • http://www.comunicacionsellamaeljuego.com Pablo Herreros

    Hola, Francesc. No comparto tu reflexión, dicho sea con todo el respeto a tu postura. Me encanta la asimetría de Twitter; y sí, también me encanta cuando al que no siguen es a mí :) . Yo sigo a mucha gente (ej. @DioniNespral, @edans, @julioalonso…y muchísimos más), que no me sigue de vuelta. Ni son arrogantes, ni me importa que no lo hagan; como tampoco yo sigo a gente que sí me sigue a mí.

    Para mí, lo más sagrado de los demás es su tiempo, en el sentido de que entiendo que elijan sus fuentes con arreglo a sus intereses. Si @edans habla de tecnología y a mí me interesa, no tengo por qué exigirle que a él le interese la comunicación. Si eres aficionado a los coches, es normal que sigas a tuiteros que toquen temas de motor; pero no por ello esos tuiteros se tienen que tragar mis chorradas si no toco temas de su interés, porque entonces les añadiré ruido.

    No me quiero enrollar más, pero os dejo el enlace a este post en el que abundo más en el tema: http://comunicacionsellamaeljuego.com/se-infiel-y-no-mires-con-quien-de-automatizacion-y-asimetria-en-twitter/

    Un saludo!

  • http://victorpuig.es Víctor

    Hola Francesc

    Tu post está muy bien escrito y defiende tu actitud de seguir a quienes te siguen, muy honesta y muy respetable.

    Pero me temo que yo ando más en la línea de Pablo Herreros, y así lo expliqué también en el post sobre prácticas molestas en twitter (http://victorpuig.es/2010/08/practicas-molestas-en-twitter/ ) Yo creo, como bien dices, que esa vertiente de twitter que no exige bidioreccionalidad funciona bien por eso, por que puedes elegir no ser bidireccional cuando, honestamente, esa relación no tiene por que ser bidireccional…

    (y disculpa que meta la url del blog ,es por agilizar el debate)

    Saludos!

  • http://www.francescgrau.com Francesc Grau

    @robertocarreras, totalmente de acuerdo! a de más de un ejercicio intelectual propicio tendría que ser una sana costumbre bloguera! X-) saludos, compi!

    @pabloherreros, yo mismo hago bandera de la libertad que permite twitter en poder escoger el tipo de relación que quieras tener con tus contactos (http://bit.ly/KgB6F), y también defenderé cualquiera de les posturas que uno quiera adoptar. Aquí sólo se expone la que un servidor prefiere y se siente más identificado. En ningún caso se menosprecia cualquiera de las anteriores, simplemente defiendo la que mejor me define, incluso a mi mismo. Gracias por discrepar :-)

    @victorpuig, efectivamente twitter no exige nada (ni unidireccionalidad ni bidireccionalidad) y allí está una de sus grandezas. Como le comento a @pabloherreros los 4 tipos de relaciones posibles son respetables de igual forma, y aquí sólo se explica la que un servidor usa X-) Gracias, y un abrazo, Víctor!!

  • CarlosJNavarro

    Gran post con el que estoy bastante de acuerdo.
    Gracias una vez más :)

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Llega el Destape 2.0 por una mala gestión de relaciones públicas

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Zyncro-nizando…

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Diferencia entre una empresa enredada y una empresa en red

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Facebook aplaza su papel protagonista en su versión particular de Titanic 2.0

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » En Twitter, no mezclaría la estrategia de información con la de relación

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Internet Academy