TWEETS destacados
Ver Tweetboard

Las buenas políticas con y hacia el/la emplead@ son el primer eslabón para conseguir el progreso de la compañía. Si no invertimos en su figura como parte indispensable del engranaje de la empresa, esta falta de determinación repercutirá en su rendimiento, que repercutirá en su trabajo, que repercutirá en el producto/servicio que dé la organización, que repercutirá en la percepción del mismo por parte del cliente que no comprará / contratará / cancelará el vínculo con la compañía y frenará el crecimiento de la misma.

Si por el contrario nos volcamos al emplead@, dándole los elementos que necesita para desarrollar su talento hacia el producto/servicio que ofrece la organización, se inicia el círculo virtuoso transmitiendo esa positividad en la producción del producto/servicio que será percibido de calidad por el cliente y satisfará su necesidad.

Una herramienta fácil, que utilicen todos los empleados (los menos digitalizados, que no usan Teams, Hangouts o Slack), conseguirá saciar las necesidades informativas, culturales y relacionales a los colectivos internos que más lo necisiten por falta de una herramienta corporativa que entiendan. Aquí es donde Chatforce.tech consigue cumplir con su cometido y cerrar el cículo de Transformación Digital de la empresa donde está implantado.

El testimonio de un cliente es oro, especialmente cuando es una experiencia de éxito.

Es el caso de esta implantación en una empresa de mantenimiento de infraestructuras de aguas potables y residuales, donde habían probado varios sistema de comunicación interna y ninguna había conseguido que capilarizara hasta el último operario de la compañía.

Todos los esfuerzos que una empresa haga en la creación de contenidos para sus empleados, en su intranet, en paneles, televisores, redes sociales internas.. si no “llegan”, si no se consumen por parte de sus públicos target internos, toda la inversión habrá sido en vano.

Con Chatforce.tech conseguimos esta comunicación, difícil para otros, y ayudamos que nuestros clientes tomen las riendas de la comunicación interna con sus empleados.

La Comunicació Interna en una compañía es una cadena de transmisión directa de valor hacia el producto o servicio final que se acaba vendiendo al cliente.

Todo el esfuerzo que invertimos en valorar, informar, dar e invertir a tod@s nuestr@s emplead@s se reflejará a la calidad del producto o servicio que la compañía se dedique a producir o vender.

Tadas aquellas empresas que entienden este principio básico, tienden al éxito. La capilarización hasta el/la últim@ trabajador/a de la compañía tiene que ser una de las prioridades para el crecimiento y la consolidación del negocio de toda empresa que quiera liderar, incluso subsistir en el mundo que tenemos hoy.

No es la primera vez que se hacen públicas unos contenidos: àudios, conversaciones, fotografías, vídeos.. de alguien a quien nosotros no deberíamos tener acceso ni debería interesarnos lo que dice ni qué hace en su vida íntima (aquella parcela que tod@s tenemos y que sólo nos pertenece a nosotr@s).

Uno de los valores que mis padres me enseñaron fue precisamente el de no desear los bienes ajenos, sean cual sean, materiales o ahora digitales.

Todas las notícias de PEGASUS hacen referencia precisamente a vulnerar la vida íntima de muchas personas que, como cualquiera de nosotros, tenemos hoy en nuestros teléfonos móviles con nuestra família, amigos y compañer@s de trabajo, conversaciones sobre mil temas que no interesan a nadie más que a sus interlocutores.

PEGASUS es un software ‘excepcional’ desarrollado por una compañía israelí, dentro de lo que se podría entender como “seguridad nacional” desarrollado para intentar anticipar posibles antentados terroristas. No para el espionaje de estado.

Para mi, el respeto a la privacidad y sobretodo a la intimidad de las personas es una prioridad que intento mantener siempre tanto en lo personal como en los aspectos de mi trabajo.

Aquí escribo, sin nombres ni marcas, un conversación preocupante que he tenido en más de 5 o 6 ocasiones en lo que va de año: mi interlocutor corporativo (directivos de empresas importantes del país) admite claramente que en su empresa se está “tirando el dinero” en la herramienta de comunicación interna porque no la está usando más que un pequeño reducto de personal de oficina (no más de 1/3 de total de los empleados).

Los líderes de mercado en herramientas de Comunicación interna (Office 365 de Microsoft, GSuit de Google, Slack..) se ven empujados a ofrecer cada vez más opciones a las peticiones de sus contratadores (directores de Compras, Compliance, RRHH..), opciones como multi-entornos, threads de respuestas, canales temáticos, filtros avanzados, creación de multigrupos y conversaciones, comparticiones del escritorio en tiempo real.. y muchos más que complican la experiencia de uso de los empleados de a pie de su propia empresa. Este colectivo de empleados suele representar 2/3 partes de total de la empresa y son “los olvidados en comunicación interna”.

Por este motivo en Zonetacts desarrollamos una herramienta de Comunicación interna para que estos colectivos mayoritarios internos no tengan que aprender, que la sepan utilitzar de forma natural, sin formación alguna. El éxito en implantaciones multiplica x3 y x4 otras herramientas y el uso es mayoritario en estos colectivos.

La opinión de un cliente que usa tu herramienta de Comunicación interna es oro, tanto para nosotros para aprender y mejorar, como para otros clientes que puedan ver en el primero un caso de uso igual o similar al suyo.

En este caso, traemos el testimonio de la Directora de Comunicación de un hospital que usa Chatforce.tech apelando a la seguridad de la herramienta de chat interno y privado para el centro sanitario, para que todas las comunicaciones fluyan de forma securizada.

La irrupción del COVID-19 empujó todos los procesos de transformación digital de casi todas las compañías del país. Quien más quien menos ha tenido que vérselas con algún tipo de solución o herramienta de comunicación interna para seguir comunicándose con su equipo de trabajo.

En este sentido ha representado una oportunidad para las organizaciones de acelerar la mejora de sus procesos comunicativos internos. Lo que habría costado años implantar se hizo, o se está haciendo, en meses.

La elección de la herramienta ideal para cada colectivo interno parece fácil, pero no lo es. Y este tema lo aborderemos en otra ocasión. Pero lo que me gustaría resaltar hoy es que con la perspectiva ya de algunos mesos con las herramientas nuevas recién implantadas en muchas compañías ya están dando síntomas de haber equivocado su decisión. Corrieron demasiado. Había que parchear el momento. Salvar el negocio. Comprensible. Pero en muchas organizaciones no se evaluaron bien las necesidades internas y se optó por herramientas que se les supone una fácil adopción, y no la tienen.

En el momento de elegir qué herramienta de comunicación interna necesita tu organización, hay que:

  • pensar en quién la va a usar
  • y si realmente la va a usar (sea porque le gusta, porque le es útil, porque respeta su privacidad, porque entiende su mecánica, porque considera que tiene más beneficios que perjuicios..)

Invertir en personas, y en herramientas para potenciar el talento (humano y laboral) de estas personas, es la inversión más segura para la organización.

Como escribe Allan Schweyer “El talento debe ser visto como el ingrediente más indispensable para el éxito, pero el éxito también depende de cómo se gestiona ese talento”. Para nosotros, la gestión de este talento individual discurre, en gran parte, mediante las herramientas de Comunicación Interna de la compañía. Conseguir llegar, con voz corporativa, a todas y cada una de las personas vinculadas a la empresa, en tiempo real, es un primer estadio que +72% de las organizaciones ya no consigue. Al no conseguir llegar a todos los colectivos internos la empresa carece de la musculatura necesaria para potenciar el talento individual para que sume junto al colectivo.

Nuestra experiencia en implantaciones con el producto Chatforce.tech es que consigue triplicar (x3) la adopción de cualquier otra herramienta de Comunicación interna anterior, llegando a superar el 90% del total de empleados de la compañía. Con esta penetración en el uso de la herramienta corporativa, permite motivar, cohesionar y optimizar la capacidad individual y colectiva de toda la plantilla.

Esto que dicho de esta manera puede parecer extraño es más habitual de lo que muchos puedan pensar.

Cuando la empresa no gestiona la comunicación interna que circula por los grupos de chat de sus trabajadores, no controla los grupos operativos de trabajo para con sus empleados, y es frecuente encontrar miembros que ya no forman parte de la plantilla y que ya no deberían formar parte de esos grupos.

Los motivos por tener personas ajenas a la organización no son extraños. El principal motivo es que sean ex-empleados que formaron parte de la empresa, de ese mismo grupo, y que aún están allí porque

  • ni ellos han abandonado el grupo
  • ni su excompañero (administrador del grupo) le ha sacado

Siguen dentro, formando parte de los participantes:

  • viendo las conversaciones
  • accediendo (y descargando) documentos confidenciales
  • contactando privadamente a ex-compañeros contándoles sus desventuras con la empresa

La única manera de cortar con estas malas prácticas es administrar desde la empresa los grupos de trabajo operativo que tiene que haber, formados por las personas que los deben componer, desvinculando a los trabajadores de la administración de grupos de trabajo, una tarea de gestión que debe asumir la empresa, liberándoles de los conflictos de intereses que pudieran tener con compañeros que dejan la organización.

Parte del panel de administración con el listado de salas más activas que tiene el sistema de chat interno, con información agregada de cada grupo

En todos mis años de experiencia en el mundo de la empresa, he comprobado que todo el esfuerzo que volquemos hacia las personas, a los empleados, a l@s compañer@s (en formación, en condiciones, en facilitaciones, en atender a sus demandas, en ayudar a que su trabajo sea mejor) va a ser inversión directa al crecimiento de la compañía.

Entradas posteriores »