Tenía este post redactado hacía meses, pero no lo publicaba porque tengo iguales razones para darle visibilidad como para guardármelo. Pero estos últimas semanas, junto a la publicación del libro Twitter En una semana, se han dado suficientes factores como para que lo comparta, actualizado.

El escenario idiomático en Catalunya, si hasta ahora ya era tema de debate interno en las organizaciones empresariales a la hora de emitir sus informaciones con sus públicos (internos y externos), sobretodo por aspectos vinculados en la complejidad político-social en la que vivimos, ya no le digo cuando se decide plantear una estrategia de comunicación con sus comunidades glocales

La verdad es que los catalanes estamos muy acostumbrados a nuestra realidad, y muchos lo vemos como una riqueza real y diferencial de nuestro país, dentro y hacia el exterior. Un patrimonio cultural muy valorado por quienes le damos la importancia que tiene poder comunicarse y relacionarse con personas de distintos países conociendo su idioma.

La realidad idiomática (objetiva) catalana es que la mayor parte de la población habla y entiende el catalán y el castellano, sino más idiomas, por la política de co-oficialidad de ambos. Cuando una empresa, organización (o persona) catalana decide usar los medios sociales para entrar en contacto con la comunidad glocal de internet, se encuentra que debe dar respuesta a:

  • su público local (catalán), el de toda la vida, el que cuando no existía facebook o twitter, estaba allí, a su lado –físicamente–
  • su público hispanohablante (afinidad cultural a su mensaje y/o producto/servicio que ofrece) con quien lleva cruzando emails desde hace años, con quienes comparte amistad y/o negocio puede que hasta antes, o durante, los inicios de internet
  • su público global (inglés, francés y demás) un mundo a quien puede vender producto, dar servicio online o compartir amistades y negocio, si ya no lleva haciéndolo, también, hace tiempo

La presencia online, en la mayor parte de plataformas sociales, cuenta con el agravante de que, excepto el blog, el resto sólo disponen de un solo ‘panel idiomático’ desde el que comunicarse. ¿Cuál escoge? ¿Debe sacrificar los de toda la vida?, ¿tiene que renunciar a toda una comunidad global? ¿hay que repetir el mismo mensaje en varios idiomas, llenando los timelines de repeticiones? ¿hay que abrir tantos perfiles como idiomas? :-o

El dilema está servido.

Evidentemente tendrá que evaluarse cada caso en concreto, e ir con cuidado en aplicar soluciones de otros a sus concreciones intransferibles. La personalidad y realidad del entorno de cada persona, empresa u organización cambia por completo comparado con otros aparentemente iguales, y habrá que analizarlo con detalle.

Y ante este escenario, le expongo mi caso concreto, del que sí puedo responder al 100%.

Soy hijo de raíces catalanas profundas, y mi vinculación a mi pueblo natal y a esta tierra es enorme. Intento aportar cuanto me es posible retornando las satisfacciones que me da este País. Profesionalmente, me dedico a un sector del que muchos de los grandes profesionales no sólo se encuentran en Catalunya sino también en España, Europa, Latinoamérica y el resto del mundo. A mi parecer, creo que sería poco sensato por mi parte intentar desarrollarme profesionalmente y aportar el máximo valor a las personas, empresas y organizaciones a las que intento ayudar a crecer en la red, sin un intercambio de conocimientos glocal entre los demás profesionales con los que tengo relación; con los que nos formamos y actualizamos a diario, no viendo el idioma como un freno al acceso de información y relación entre nosotros, sino un vehículo de oportunidad para llegar al conocimiento y a las personas.

Intentando ser coherente con mis principios y valores, actualizo mis comunicaciones en los medios sociales (blog, twitter, facebook, flickr, youtube) de la siguiente forma, en 3 términos generales y aproximados:

  • según tipología del contenido. El 80% de mis emisiones son profesionales y un 20% son personales, por lo que es de sentido común respetar la proporcionalidad idiomática con el que más personas entiendan mis informaciones profesionales, combinándolo con las personales, mayoritariamente más locales; con las que más de la mitad de las veces lo hago en catalán.
  • sea cual sea la emisión de mi mensaje en cada momento, la respuesta que genere, por parte de cualquier usuari@, la responderé en su idioma (siempre que lo conozca ;-) )
  • proporcionalidad idiomática según volumen de la comunidad entorno a mi identidad digital. Actualmente, el 70% de las personas con quien tengo contacto (tanto personal como profesional) son hispano-hablantes, un 20% son catalanas [cat] y un 10% hablan otros idiomas. Por lo que intento emitir información de interés para cada uno de estos públicos en aproximadas proporciones

No querría cerrar este post sin antes reforzar la idea que actuando en positivo, a favor del desarrollo personal y ajeno, con respeto a la ideología del prójimo, y con ánimo proactivo; deberíamos preocuparnos y evocar el verdadero esfuerzo a dar respuesta a quien realmente la necesita con el vehículo adecuado en cada momento.

[photo by JAP54]

[12-01-16] Post en catalán en el blog Expliquem el futur de la Generalitat de Catalunya

Blog Widget by LinkWithin

Francesc Grau

Obrero de la comunicación y relación entre personas

Otros artículos de Francesc Grau - Web

Sigueme:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTubeDelicious

  • http://internetdinero.blogspot.com Osunac

    Muy buena entrada. Yo la verdad es que cojear un poco en el tema de idiomas aunque me estoy poniendo al día. La cosa será ir poco a poco :)

  • Xavier López De Pablo

    Interessants reflexions i de vegades complicades per la crispació existent a la península.
    Trobo que lo fàcil és fer totes les comunicacions en castellà. Així ho entenen la majoria d’empreses que no volen córrer el risc de caure malament fora de Catalunya i volen economitzar en discurs.
    Peró per mi és un error si el teu públic potencial és local. L’idioma pot ser el fet diferencial que et faci destacar d’entre missatges emesos a 500 o 5.000 Km. Crec que és un bon sistema contra la saturació de publicitat indeterminada.
    Com sempre emetre part dels missatges en altres idiomes és molt sensat. Per no parlar de contestar en el mateix idioma que et pregunten, però això és més obvi com respectar el canal.

    Felicitats per afrontar el tema.

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    El ‘tema idiomàtic’ no ha de comportar cap més problema que cumplir amb la necessitat d’entendre’s amb qui ens reclama interlocució (el target real de cadascú), i ser coherents amb la realitat que cadascú tingui en el seus entorns :-)

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Me alegro! el mundo es más global cada dia, y la necesidad de poder dar respuesta a quienes debemos/podemos dirigirnos nos urge ;-)

  • Natalia

    En primer lugar Francesc, felicidades por el artículo: es un tema muy interesante para debatir y el cual no todo el mundo tiene el valor de afrontar por temas político-culturales delicados.

    El dilema que comentas al cual se enfrenta un usuario a título personal o una institución, es bajo mi punto de vista una decisión muy importante, ya que según en qué idioma empieces a comunicarte, esto subordinará tu público objetivo y tu relación con ellos en muchos aspectos.

    Me ha parecido muy lógica la decisión que has tomado tú de cómo comunicarte en tus canales, analizando el público y adaptándote a él. Por desgracia he vivido la otra cara de la moneda, con una empresa catalana de comercio electrónico, la cual ha decidido unilateralmente comunicarse en catalán en su fan page. A pesar de que como te digo la empresa físicamente está ubicada en Cataluña, y es allí donde vive gran parte de su clientela actual, pienso que al lanzarse a la venta online con un site en ambos idiomas, su público objetivo se amplia a toda España. Y el origen geográfico de las ventas así lo han demostrado. Espero que en el futuro cambien de opinión, quizá les pase tu artículo para que reflexionen :)

    No me gustaría que esto se entendiera como un crítica hacia Cataluña ni la manera de actuar de algunos de sus habitantes; soy aragonesa y tengo muchos amigos, familiares y colegas profesionales en Cataluña, la mayoría gente con sentido común que han mostrado el mismo equilibrio que tú al escribir este artículo.

    Moltes gràcies ;)

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Gracias a ti, Natalia, por tu testimonio! sin duda, y así realmente es como lo veo, el idioma tiene que ser una oportunidad de relación y crecimiento personal y/o corporativo

  • http://twitter.com/Campusmagnus Albert Campmany

    El dia que tant l’estat espanyol com moltes les seves empreses (catalanes o no) entenguin que el plurilingüisme és un valor afegit enlloc d’una limitació, les coses aniran molt millor i hi haurà més tolerància en aquest sentit.
    Un bon exemple: actualment la NBA hi ha una campanya a través d’Internet on pots votar els jugadors que vols que hi hagi a l’All Star (Partit de les estrelles). Doncs resulta que pots fer tot el procés en 16 idiomes, entre ells el català. Aquest detall mostra un interès de crear complicitat amb l’usuari final, encara que sigui amb fins estrictament econòmics i d’imatge. Contràriament, el web de l’ACB, (amb seu a Barcelona), és 100% en castellà i mai hi ha hagut cap deferència pel basc, gallec o català, tot i ser idiomes oficials al territori.

    Per més idiomes que coneguis, el que millor entra pels ulls és l’idioma matern.

  • Núria Florenza

    La questió és que ens entenguem i quants més idiomes parlem millor. Jo personalment sóc de família catalana però no tinc mai cap inconvenient en canviar d’idioma, al contrari, trobo que l’adaptabilitat i el voler fer és una actitut en front la vida que tothom hauria d’adoptar. Bon article!

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Gràcies per la opinió, Núria. La riquesa cultural i comunicativa no haria de tenir enemics.. :-

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Albert, l’exemple que poses parla per sí sol.. crec sincerament que si el problema ha estat “d’atenció”, ens ho hauríem de fer mirar.. ;-| Agraït pel teu testimoni

  • Josemaria

    No deja de ser chocante que el contenido de este artículo haya de ser situado en las coordenadas de lo novedoso cuando en cualquier otro lugar del Mundo se hubiera situado en las coordenadas de lo obvio. Pero me parece oportuno, razonado y razonable el planteamiento.

    Creo que en modo alguno el autor ha pretendido darle ningún sesgo nacionalista (ni español ni catalán), pero la cuestión surge, aún de forma involuntaria, en el plano de la terminología cuando al dividir las tipologías de “público” se distingue al “público local” del “público hispanohablante”… ¿es que una buena parte de su público hispanohablante no es local ni ha estado físicamente ha su lado toda la vida?; es un planteamiento de base que, aspectos ideológicos aparte (que ni vienen al caso ni interesan aquí), está presente en estas disquisiciones; el público y el cliente… no es nacional de ningún sitio: es público y cliente… Ese es el axioma… y plantear en que idioma ha de hablársele… esa la obviedad: en el que te entienda.

    Que esos axiomas y esas obviedades sean fruto de controversia, en el primer mundo y en pleno siglo XXI, me parece realmente preocupante.

    Comenta el autor que muchos grandes profesionales no sólo se encuentran en Cataluña, sino también en España, Europa… muchos de los grandes profesionales no sólo se encuentran en Cataluña, sino también en EL RESTO DE España…

    El lenguaje es una cualidad humana que permite la comunicación entre indivíduos… ¿porqué resulta tan difícil de entender una afirmación tan obvia?.

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Josemaria, aunque como tu apuntas, desde cierto punto de vista podría parecerle a cualquier obvio, desde el punto de vista en el que me encuentro próximo, no lo es tanto. La convivencia diaria entre varias lenguas sin duda enriquece al individuo, pero complica decisiones técnicas (y estratégicas) como las que en el post se detallan :-)

    Gracias por la opinión y seguimos online!

  • Nlorenzo

    El Plurilingüisme és una oportunitat, una actitud i una garn avantatge en les xarxes socials… Aquest mapa és força interessant sobre el tema: http://bigthink.com/ideas/41004

    Gràcies pel te post!
    @NewsNeus {cat}

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Gràcies, Núria, pel recurs que aportes :-) veure un mapa idiomàtic amb aquesta diversitat cultural només es pot mirar amb molt respecte

  • http://twitter.com/miriamroig Míriam Roig

    Francesc,
    excel·lent article. Jo sóc lleidatana, parlo el català gairebé sempre en el meu entorn i sobre el tema que tractes, us posaré un exemple real, d’una empresa real.

    Compro habitualment a La sirena, empresa catalana, o almenys així ho diu al seu Facebook (Terrassa, 1983). Però tot i ser catalana, els seus productes inclouen indicacions en castellà, euskera i gallec, si no m’equivoco… Si ens fixem en la seva xarxa de distribució, la cosa està ben clara: http://www.lasirena.es/stores

    Ara bé, totes les comunicacions que realitzen a través de Facebook les fan en castellà. Deu fer un any els vaig traslladar la meva reflexió a través del seu mur de Facebook. Ara quedaré fatal perquè ja ni recordo el que em van contestar. El que sí sé és que la seva comunicació en xarxes socials està externalitzada…

    Per tant, la decisió de comunicar-se en castellà a Facebook ve dictada per la pròpia empresa? és l’empresa qui els gestiona les xarxes qui ha pres la decisió en nom de l’empresa?

    No ho sé, simplement vull compartir un exemple real amb tots vosaltres no només per analitzar la situació, sinó també per compartir el meu punt de vista com a consumidora.

  • http://www.francescgrau.com/ Francesc Grau

    Míriam, desconec el cas concret que comentes però és evident que no és un cas aïllat. El tema idiomàtic no és cosa sensilla, ni a casa nostra ni en un context internacional suportat sobre plataformes socials moltes vegades “tècnicament-monoidiomàtiques”.

    La veritat és que tothom s’organitza com creu que ho ha de fer a partir del seu temps disponible o que hi vol invertir. Tampoc crec que hi hagi una sola fórmula a seguir, i cada individu/empresa/organització ha de trobar el seu model que s’ajusti millor a les seves necessistats i context.

    Gràcies pel teu exemple, i que flueixi la comunicació! X-)

  • Pingback: Las personas que gestionan los perfiles sociales | Blog sobre Community Manager

  • http://twitter.com/alexresta Àlex Resta

    En comptes personals, potser la manera de fer-ho és aquesta.. però en comptes d’empresa, no sé si és molt lògic o és millor fer diversos comptes un per idioma.. és complicat

  • http://twitter.com/rosergoula Roser Goula

    Molt bon article! És un debat que jo mateixa m’he plantejat vàries vegades (i no deixo de plantejar-me), tant a nivell personal com a nivell professional (com a CM de marques Barcelonines).

    Per a Twitter vaig arribar a les mateixes conclusions que tu planteges (i de moment em funciona) però trobo que Facebook és un cas apart i encara no l’he sapigut resoldre de forma que em quedi “tranquil·la” emocionalment i marquetinguísticament -si em permets la invenció. No m’agrada utilitzar la segmentació per idioma, sinó que prefereixo publicar-ho a la comunitat en general, però això em suposa que sovint he de triar l’idioma generalista (castellà) per arribar a un mercat més ampli i acceptar perdre la proximitat local del català.

    He de reconèixer que aquesta sensació no m’agrada però encara no li he sapigut trobar solució. Potser, tractant-se de marques catalanes (tipus La Sirena, com comenten per aquí dalt), caldria fer “fan pages” per idiomes: una en català, una en castellà i, si s’escau, una en anglès? Què n’opines? Personalment, crec que el mercat català és tan orgullós amb les “coses de casa” que agrairia molt poder expressar-se i llegir actualitzacions en el seu idioma. Potser les marques hem d’aprendre a personalitzar encara més i segmentar tant com sigui possible per oferir una millor experiència. ¿? El debat és ben viu!

  • Pingback: Brickandclic vuelve de vacaciones, IVA y más pingüinos

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Los posts más leídos del 2012 en Comsultor